NUEVO

jueves, 19 de enero de 2017

Si hay soluciones para el Sector Eléctrico



Desde luego que hay soluciones para acabar con el “gran caos” al que se ha llevado al sector eléctrico y, por consiguiente, al sector energético en su conjunto.

Ante la situación que nos ha vuelto a poner sobre la mesa el lobby eléctrico, es decir, máximos precios en el mercado mayorista, surgen dudas desde la propia administración y otros órganos de que nos podamos volver a encontrar ante hechos como los que generaron la anterior “gran crisis” en diciembre del 2013, que hizo que el gobierno tuviera que intervenir el mercado.

En aquella ocasión el suceso se sustanció en la CNMC con la sanción a Iberdrola Generación por un importe de 25M€ con la resolución siguiente:

RESOLUCIÓN DEL PROCEDIMIENTO SANCIONADOR INCOADO A IBERDROLA GENERACIÓN, S.A.U. POR MANIPULACIÓN FRAUDULENTA TENDENTE A ALTERAR EL PRECIO DE LA ENERGÍA MEDIANTE EL INCREMENTO DE LAS OFERTAS DE LAS UNIDADES DE GESTIÓN HIDRÁULICA DE DUERO, SIL Y TAJO

PRIMERO. - Declare que la empresa IBERDROLA GENERACIÓN, S.A.U., es responsable de una infracción muy grave, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 60.a).15 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, como consecuencia de una manipulación fraudulenta llevada a cabo mediante el incremento del precio de las ofertas de las unidades de gestión hidráulica de Duero, Sil y Tajo, entre el 30 de noviembre de 2013 y el 23 de diciembre de 2013. 

SEGUNDO. - Le imponga, a la citada empresa, una sanción consistente en el pago de una multa de 25.000.000 (veinticinco millones) euros.”

Para ahondar en la infracción muy grave con la que se sanciona a la compañía, en el informe se concretan los términos: manipulación y fraudulenta, con las siguientes definiciones:  

A juicio de esta Sala el carácter fraudulento o engañoso de la conducta de Iberdrola Generación es claro desde el momento en que, con sus ofertas económicas de las unidades hidráulicas, busca no producir, pudiendo hacerlo, y desde el momento en que, con esa retirada de producción hidráulica, busca que la demanda sea cubierta con una determinada producción (los ciclos combinados más caros) que no habría sido necesaria.”

“A estos efectos el concepto de "manipulación" se toma en su acepción negativa, al referirse al control o manejo intencionado de procesos que deberían desarrollarse espontáneamente o de forma no disponible ni dependiente de la voluntad de quien interviene en el mercado. Pero la LSE SNC/DE/0046/14 Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia C/ Barquillo, 5 – 28004 Madrid - C/ Bolivia, 56 – 08018 Barcelona www.cnmc.es Página 55 de 81 emplea en el tipo una descripción de especial intensidad: no basta esa manipulación -que ya incluye malicia-, le añade el calificativo de fraudulenta y un ánimo: que sea con el propósito de alterar el precio de la electricidad. Al optar por este tipo y no por la LDC, la Administración asume una carga probatoria de especial intensidad, pues lo relevante es probar que la alteración del precio es consecuencia del empleo de una estrategia urdida a base de engaño, fraude o artificio; y la intensidad maliciosa de tal elemento medial e intencional -buscar la alteración del precio- exige que se asuma también la carga de razonar por qué se rechazan las excusas o explicaciones del administrado.”

Es indudable que actuaciones probadas de manipulación fraudulenta de mercado, cuando además el mercado es totalmente oligopolista y, ya no, de las cinco empresas del lobby Unesa sino de las tres más importantes, ya que desde luego no es igual 3 ó 5 para el control efectivo del mercado,quiebran una situación sectorial ajustada.

Por otra parte, es indudable que el sector eléctrico tiene muchas aristas desde las cuales se pueda intentar racionalizar y, sobre todo, dirigir hacia el predominio indiscutible de los ciudadanos/consumidores y en un futuro cercano productores a ser los objetivos del sector y no otros. Para lo cual debería bastar que sus representantes políticos ejerciesen sin ninguna desviación su función de representantes de los ciudadanos/consumidores/productores.

Por otra parte, es también indudable que el ciudadano/consumidor/productor se tiene que mover como en cualquier otro mercado: por el precio de los servicios que compra. Como el mercado este regulado; si es regulado, liberalizado o mil pamplinas más no tiene por qué conocerlas ni le debe suponer ninguna merma en su discriminación de precios y servicios.

En la dinámica que se desenvuelve actualmente el sector eléctrico español que es fundamentalmente que no es capaz de poner en marcha una salida ordenada del oligopolio que imposibilita un sector en armonía entre la demanda y la oferta, se hace necesario buscar esa armonía desde el lado de la oferta, como no puede ser de otra forma.

Posiblemente, a medio plazo, puede haber dos hojas de ruta: la autóctona y la europea, lo inteligente para todas las partes involucradas sería escoger la primera que posibilitaría un único tren para todos.

Las partes técnicas que formalizaran la ruptura oligopolista y el protagonismo del ciudadano/consumidor/productor son fáciles de implementar ya que en gran parte se encuentran ya definidas y, además, existe todo un potencial de conocimiento en el país para su desarrollo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada