NUEVO

lunes, 2 de noviembre de 2015

Cambiemos otra vez la Ley Eléctrica 24/2013 ¡Qué vienen otros!


Hoy es día de resaca, después del programa emitido por TV6, Salvados,  sobre el pueblo de Jánovas, en el que se mostró parte de la realidad del sistema eléctrico español. En cualquier caso, los medios afines al establishment siguen haciendo rodar la noria, los titulares de estos medios, hoy,  son una vez más, del tono siguiente:

“El Gobierno quiere bajar la luz aprovechando la mayor demanda”
“La solución de las eléctricas, eliminar el impuesto”
“2.705 M€ tiene previsto recaudar el Estado de los tributos energéticos que se destinan a financiar los costes del sistema eléctrico”

Es relativamente sencillo hacer una síntesis de la situación del sistema eléctrico español, según nuestro criterio es del siguiente tono:

Es imposible congeniar los intereses generales con los intereses particulares de las empresas pertenecientes a un oligopolio, tal es el de la empresas que forman el lobby Unesa,

Lo anterior, se ve aderezado por un regulación que obligada por las directivas europeas define al sector como un “servicio económico de interés general” lo que lleva a una contradicción “ in extremis” que deberá ser solucionada por un nuevo establishment que sea capaz de desarrollar una regulación acorde al interés general y convergente con las directivas europeas.

El modelo energético global es incuestionable, en tanto en cuanto, la lucha contra el cambio climático es asumida por la gran mayoría de los 197 países que acudirán a la COP21 de Paris 2015 y, sin duda, firmarán un acuerdo que comprometa el nivel de emisiones de cada país en función de la necesidad global de no incrementar en más de dos grados la temperatura de la Tierra en relación con la época preindustrial.

En ese entorno la necesidad de definir una estrategia energética es ineludible, si se quiere que cualquier actuación sea convergente con un interés general.


La solución, lógicamente, ya no pasa por que las tarifas eléctricas se rebajen para conseguir en  el momento electoral un puñado de votos, el escenario ha cambiado radicalmente, los ciudadanos han podido presenciar las actuaciones, de unos y otros, en el caso que ha salido a la luz pública como el de Jánovas que fácilmente es extrapolable al conjunto del sistema eléctrico y esa situación solo puede ser defendida desde el interés particular que actuó como se nos muestra en el reportaje emitido, independientemente de lo que aparezca en los medios afines, la situación se presenta alentadora, sin ninguna duda, la etapa del sistema eléctrico que se inició en la dictadura ha llegado a su fin, la transición también es posible en un sector clave para nuestra economía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario