NUEVO

jueves, 1 de octubre de 2015

1 de octubre de 2015. La nueva tarifa eléctrica operativa


Hay coincidencia de día y mes, espero que sea solo eso, que no dejan de ser curiosas para algunos de nosotros, aunque tengamos que recurrir a google para recordar el hecho histórico de ese 1 de octubre, hecho que ocurrió hace 79 años, nada menos.

Hoy, 1º de octubre de 2015, aparece en los medios, entre otras cosas, como el de puesta en marcha de la nueva tarifa eléctrica para los consumidores sujeto a eso que han llamado: PVPC, precio voluntario para el pequeño consumidor, es decir, precio regulado. Hay que añadir para ser ortodoxo que el referido precio se pone en marcha solo para los consumidores con contador electrónico.

Al lector, de casi todos los medios, no se le facilita la génesis de esta nueva tarifa y lo que es más sorprendente porque se dice que se pone en marcha, hoy, 1 de octubre de 2015, cuando en realidad no es así, desde una posición estricta de los hechos, fue un hecho trascendente para el sector eléctrico aunque algunos prefieran olvidarlo, lógicamente.
La historia de esta nueva tarifa se puso en marcha con la última subasta CESUR que ha habido en nuestro país, eso fue por allá en diciembre de 2013, coincidiendo con el día que se debatía en el congreso la ley 24/2013, nueva ley del sector eléctrico y que pretendía ser la mejor respuesta del “establishment” a la situación financiera creada como consecuencia del déficit tarifario existente, que ascendía al 3% del PIB.
Como se recordará la subasta fue declarada nula, como consecuencia de los niveles de precios alcanzados, que imposibilitaban su aplicación, so pena, de generar un escándalo de impredecibles consecuencias, la subasta se cimentó sobre la base del precio de los futuros del mercado diario que daban cobertura a la subasta y que habían tenido un comportamiento muy alcista durante el mes anterior. Hecho que fue denunciado posteriormente por el propio gobierno y se haya sujeto a proceso de investigación por la CNMC, sin que se haya resuelto todavía, según la información que poseo.

Todo lo anterior, provocó la articulación por parte de la administración, la improvisación de un nuevo procedimiento que fuera capaz de fijar un precio para el  PVPC, es decir, un precio regulado. La subasta CESUR fijaba, durante tres meses, un precio fijo para el PVPC, el nuevo procedimiento fijó un precio ligado al mercado diario y, por lo tanto, dejaba de ser fijo, pasaba a ser variable y sujeto a la volatilidad del mercado de referencia y que curiosamente fue el causante de la obligación de retirar del mercado las citadas subastas.

El nuevo procedimiento, independientemente de las causas de su nacimiento, ha tardado más de 20 meses en implantarse en tan solo el 50% de los consumidores afectados, el resto siguen, digamos, en un estadio transitorio que heredará, como ya es habitual, la nueva administración que salga de las urnas.

El hecho histórico coincidente con la fecha del 1 de octubre puede tener algún vínculo con el que hoy se publicita en los medios en relación con la tarifa, pues rotundamente no, pero algunos han escrito en su programa electoral de las últimas elecciones autonómicas celebradas, algo que me parece oportuno traer aquí, y es lo siguiente:

El sistema energético de España es el resultado de la evolución del modelo económico franquista de capitalismo de Estado, en el que, o bien el Estado se reservaba la gestión directa de los sectores básicos de la economía o bien es cedida esta gestión a intereses privados cercanos al régimen.
En el proceso de la transición de la dictadura al régimen constitucional de 1978 este esquema se mantiene. Sólo las condiciones de entrada en la UE obligaron a desmantelar, al menos formalmente, la estructura básica de este capitalismo de Estado, imponiendo la privatización y liberalización de los grandes sectores económicos.

De tener presente como se gestó la nueva tarifa, de la convicción de la necesidad de cambiar el statu quo actual, quizás se han cruzado en mi mente los hechos acontecidos tan distantes pero recordados por algunos y entre ellos una parte pertenecen al denominado: “establishment” lo que, por otra parte, abre esperanzas a una necesaria nueva etapa.






No hay comentarios:

Publicar un comentario