NUEVO

lunes, 22 de junio de 2015

La Red de Distribución la Aliada del Cambio Estructural Necesario en el Sector Eléctrico


La actividad de distribución de energía eléctrica es aquélla que tiene por objeto la transmisión de energía eléctrica desde:
  • Las redes de transporte
  • Las redes de distribución
  • La generación conectada a la propia red de distribución

Hasta los puntos de consumo u otras redes de distribución en las adecuadas condiciones de calidad con el fin último de suministrarla a los consumidores.

Tal como se indica en la parte superior la ley 24/2013 del SE define la actividad de distribución en el que el punto 3ª, la generación vertida a la red de distribución, constituye el gran reto para desarrollar la generación distribuida y con ello posibilitar un acoplamiento masivo de las energías renovables en el sistema eléctrico.

La ley 24/2013 del SE establece inequívocamente en quién reside la actividad de gestión de la red en tanto lo fija de la forma siguiente:
Los distribuidores serán los gestores de las redes de distribución que operen. En aquellas Comunidades Autónomas donde exista más de un gestor de la red de distribución, la Comunidad Autónoma, en el ámbito de sus competencias, podrá realizar funciones de coordinación de la actividad que desarrollen los diferentes gestores.
A pesar de la rotundidad a la hora de definir quién es el gestor de las redes de distribución el legislador entiende de la necesidad de tener en cuenta a las Comunidades Autónomas donde existan más de un distribuidor, para que pueda ejercer una función de coordinación.

La directiva 2009/72/CE sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad, establece en su artículo 24 sobre la designación de los gestores de las redes de distribución lo siguiente:
 Los Estados miembros designarán o pedirán a las empresas propietarias o encargadas de las redes de distribución que designen, por un período de tiempo que determinarán los Estados miembros en función de criterios de eficiencia y de equilibrio econó­mico, uno o varios gestores de redes de distribución.

Y ahondando más en los aspectos de gestión también establece en el artículo 29 la figura del Gestor combinado de la red, de la forma siguiente:
El artículo 26, apartado 1, no impedirá la existencia de un gestor combinado de redes de transporte y distribución, siempre y cuando dicho gestor cumpla lo dispuesto en el artículo  9, apartado 1, o en los artículos 13 y 14, o en el capítulo V o le sea aplicable el artículo 44, apartado 2.

Apoyándonos en la directiva europea y en lo que entendemos como un cambio estructural necesario en España, éste se llevaría a cabo, entre otras posibilidades, con un desarrollo de las redes de distribución acorde a un nuevo modelo. Para conseguirlo se utilizaría la posibilidad que nos da la directiva europea de designación por el Estado de los gestores de las redes de distribución que, lógicamente, irían estrechamente enlazados con las Comunidades Autónomas. Abriéndose así un potencial impresionante para propiciar el necesario cambio estructural que la ley 24/2013, absorta en el déficit de tarifa y sin consenso, no fue capaz o no quiso establecer

No hay comentarios:

Publicar un comentario