NUEVO

jueves, 27 de febrero de 2014

El Sector Eléctrico: un servicio de interés económico general



La nueva ley del Sector Eléctrico ( ley 24/2013 de 27 de diciembre) hace una definición del mismo en el inicio de su preámbulo, refrendándolo en su artículo 2.
Servicio de Interés económico general
El suministro de energía eléctrica constituye un servicio de interés económico general, pues la actividad económica y humana no puede entenderse hoy en día sin su existencia. La ordenación de ese servicio distingue actividades realizadas en régimen de monopolio natural y otras en régimen de mercado

Artículo 2. Régimen de las actividades.

1. Se reconoce la libre iniciativa empresarial para el ejercicio de las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica reguladas en la presente ley sin perjuicio de las limitaciones que se pudieran establecer para las actividades que tengan carácter de monopolio natural.
2. El suministro de energía eléctrica constituye un servicio de interés económico general.
3. Corresponde al Gobierno y a las Administraciones Públicas la regulación y el control de las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica. Asimismo, el operador del mercado y el operador del sistema tendrán las funciones que expresamente se le atribuyan.
4. En la regulación de la prestación del suministro de energía eléctrica se podrán tener en cuenta los planes y recomendaciones aprobados en el seno de los organismos internacionales, en virtud de los Convenios y Tratados en los que el Reino de España sea parte.
La ley del Sector Eléctrico ( ley 54/97 de 27 noviembre) consideró el régimen de actividades de la siguiente forma:
Artículo 2 Régimen de las actividades
1. Se reconoce la libre iniciativa empresarial para el ejercicio de las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica reguladas en la presente Ley.
2. Estas actividades se ejercerán garantizando el acceso y conexión a las redes de transporte y distribución de energía eléctrica a todos los consumidores demandantes del servicio dentro del territorio nacional y tendrán la consideración de servicio esencial.
Ponemos el acento, como hemos reflejado, en el aspecto de considerar el suministro de energía eléctrica como un servicio de interés económico general, aspecto no considerado en la anterior ley
«Los servicios de interés económico general son diferentes de los servicios ordinarios en la medida en que los poderes públicos consideran que su suministro conforma una necesidad, incluso si el mercado no es suficientemente favorable a la prestación de dichos servicios». La Comisión aprecia que «para que un servicio dado sea calificado de actividad económica sometida a las normas del mercado interior (libre circulación de los servicios y libertad de establecimiento), debe presentar la característica esencial de ser suministrada contra remuneración. Sin embargo, no debe necesariamente ser pagada por quienes de él se benefician» (Comunicación SIG y SSIG 2007  [13]).

La consideración del suministro eléctrico como de interés económico general abre una serie de posibilidades que de ser utilizadas igualmente abre muchas posibles soluciones a nuestro actual caos en la regulación eléctrica, es únicamente cuestión de voluntades, así lo entienden en Bruselas al considerar este sector como un SIG.















No hay comentarios:

Publicar un comentario