NUEVO

viernes, 17 de enero de 2014

LA DISCONTINUIDAD ENERGETICA NOS EMPOBRECE A TODOS


Si en algo estaremos todos de acuerdo en relación con el sector energético español es que la actual administración se marcó, al inicio de la actual legislatura,  un único objetivo: eliminar el déficit de tarifa. Se ha tardado dos años en darlo por cerrado y hay serias dudas de haberse conseguido, máxime después del denominado “tarifazo” acontecido en diciembre.
Durante estos dos años nada se ha hecho y nada se ha avanzado en relación con la continuidad de la legislatura anterior, es decir en temas de tanta importancia como son:
  1. INFORME DE LA SUBCOMISIÓN DE ANÁLISIS DE LA ESTRATEGIA ENERGÉTICA ESPAÑOLA PARA LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS
  2. PANER 2011-2020
  3. PER 2011-2020
  4. PAEE 2011-2020
  5. LEY DE LA EFICIENCIA ENERGETICA Y ENERGIAS RENOVABLES
  6. LEY HIDROCARBUROS
Se anunció que después de acometer la solución del déficit tarifario se abordaría la definición del MIX energético que es tanto como decir: la estrategia energética de cara al 2020 y 2035, se pretendía abordar durante el año 2013.

Esta intensa semana, desde el punto de vista energético, nada se ha mencionado de MIx/Estrategia ya que  los sucesos de diciembre  abren la necesidad de abordar un nuevo problema que no fue contemplado en la Ley del  Sector Eléctrico aprobada en diciembre, como es  lo relacionado con  los mercados eléctricos: contado, a plazo, bilaterales y subastas. Cuestión que podemos aventurar que consuma el resto de legislatura ya que parece muy improbable que en el tiempo que reste interese políticamente acometer más asuntos de tanto calado económico y político.
Nos encontramos, por lo tanto, ante una situación de discontinuidad, de una duración próxima a los cuatro años, que necesariamente deberá ser reconducida en un nuevo periodo legislativo, discontinuidad que está causando un empobrecimiento energético de este país, máxime cuando vemos los avances que se producen en nuestro entorno y muy especialmente en nuestros socios europeos, dónde no se desarrollan fases de discontinuidad como la que atravesamos en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada