NUEVO

lunes, 18 de noviembre de 2013

La inexistente reforma energética, una parálisis para España


Energía Primaria

Desde el pasado mes de Julio, en el que el nuevo equipo de energía del Ministerio de Industria publicó los documentos que daban forma a su reforma eléctrica que no energética, estamos en un compás de espera a que en el Parlamento empiecen los debates sobre el articulado de la nueva ley que constituirá el pilar del sistema eléctrico y que dará pie a que se aprueben los reales decretos y demás disposiciones.
Como todo lo hecho en energía,durante los dos últimos años,gira en torno a eliminar el déficit de tarifa eléctrico y como consecuencia de ello se ha paralizado y está en dique seco, todo lo concerniente a nuestra estrategia energética y, por lo tanto, sin definición temas como: el denominado Mix; la predicción de los escenarios por los que se prevé que se desarrollará nuestras necesidades energéticas y como se estima que serán resueltas; nuestra convergencia con Europa; los planes de energías renovables y de eficiencia energética para el periodo 2011-2020.
El actual equipo ministerial que está desarrollando el guión marcado por Faes en su documento de febrero 2011 sobre el sector energético, se ha encontrado sin armazón ideológico después de la publicación de la segunda parte o segundo documento de la fundación Faes, Propuestas para una Estrategia Energética Nacional (2013) Este documento se propone servir como fuente de ideas para un debate que se considera necesario y propone la necesidad de consensuar una política energética, necesaria y ausente en el panorama actual, en este sentido dice: “no ha existido una verdadera estrategia energética nacional, vinculada a un proyecto amplio de nación que tenga en cuenta nuestra posición geoestratégica, nuestras potencialidades y las restricciones que nos enfrentamos.”
Además del abandono de su soporte ideológico, el equipo del ministerio no cuenta con el respaldo parlamentario de ningún grupo político de la oposición, por lo que estamos ante un nuevo parche para el sistema eléctrico, ya que lógicamente solo se mantendrá vigente en el mejor de los casos durante los dos próximos años.
Por otra parte, en el Consejo de Europa de los días 19 y 20 del mes de diciembre está previsto abordar la situación energética, en el que el papel a jugar por nuestro país es de un total fuera de juego en todo lo concerniente a estrategia y seguimiento de los planes europeos, no son objeto de atención por la actual administración española, recuérdese que se votó en contra de la directiva de eficiencia.
Por último, el partido que es alternancia del actual acaba de publicar su posición en energía en el documento aprobado en la  Conferencia Política, que reza de la siguiente forma:
“Impulsar un Pacto de Estado de la Energía a partir del dialogo de todas las fuerzas políticas y los representantes de la sociedad civil, para dotar a la política energética de una estabilidad mayor de la que ha tenido en los últimos años.”
Mientras todos proponen, en el entorno interior,  un Pacto de Estado, otros discutirán sobre el futuro energético de la UE, aquí nuestros parlamentarios se dedicaran: unos a no se sabe que y los otros  a solucionar nuestro tan manido déficit y a paralizar todo lo que define nuestro futuro y que daría  pie a la sociedad civil para que pudiera acometer proyectos que diesen vida a nuestra maltrecha economía. Todo un espectáculo, digno del  Circo El Sol y de ser calificado de igual forma a como lo hizo el portavoz europeo en relación con el proyecto Erasmus español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada