NUEVO

miércoles, 16 de octubre de 2013

Propuestas para una Estrategia Energética Nacional (edición 2ª)

Se publicó esta semana la Edición 2013, editada por Faes, sobre el sector energético mediante el documento titulado: Propuestas para una estrategia energética nacional. Se justifica este segundo documento, después de dos años del anterior, por haberse producido cambios significativos en el panorama energético, tanto nacional como exterior.
El primer documento ha sido una guía para el actual gobierno y de ahí la importancia que pudiera tener las nuevas consideraciones, ya que sin duda, servirán de ruta para los dos años restantes de la actual legislatura.
El documento se propone servir como fuente de ideas para un debate que se considera necesario y propone la necesidad de consensuar una política energética, necesaria y ausente en el panorama actual, en este sentido dice: “no ha existido una verdadera estrategia energética nacional, vinculada a un proyecto amplio de nación que tenga en cuenta nuestra posición geoestratégica, nuestras potencialidades y las restricciones que nos enfrentamos.” Como este en un punto de consenso y es propuesto por el entorno del actual gobierno, al menos, es refrendado por su actual Secretario de Energía, merece la pena ser considerado.
Los responsables del documento parece que hacen abstracción de la reforma del sector eléctrico puesta en marcha el pasado 12 de julio con un nuevo proyecto de ley del sector eléctrico y una serie de reales decretos y disposiciones en tramitación legislativa y que ha sido objeto, por el grupo parlamentario socialista, de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el primer paquete de medidas aprobado en julio por el Gobierno, dentro de la reforma energética para acabar con el déficit del sector eléctrico y que considera "retroactiva".
Por lo tanto, lo más crítico y urgente para nuestro sistema energético, la falta de una estrategia energética que sirva de guía para las actuaciones políticas no parece que se estén poniendo los medios necesarios para que así sea, pero es que además, cuando se pretende huir de posiciones ideológicas se fijan puntos como los siguientes:
  • Asegurar el alargamiento de la vida de las actuales centrales nucleares
  • Facilitar la selección de emplazamientos para nuevas centrales nucleares
  • Facilitar los procesos de licencias de nuevas centrales
  • Garantizar un marco jurídico seguro para la construcción y explotación de centrales nucleares
En total contrasentido con la propuesta de:paralizar la construcción de nuevas instalaciones del Régimen Especial mientras persista la actual situación de potencia instalada
El empeño por parte de Faes en defensa de la energía nuclear, no se justifica ni desde una posición técnica ni económica y menos en el contexto de la Unión Europea y si desde una posición ideológica que parece ser que es lo que se pretende superar, según nos indican.
Resumiendo, no parece que el citado documento pueda servir para construir ese debate y consenso nacional sobre la energía en nuestro país y si  remedia las lagunas mayores de la primera edición, como son: la estrategia energética, el consenso y asunción de la estrategia energética europea. Un documento anterior, junio 2013 editado por Enerclub, titulado: Regulación y política energética en España. Una reflexión, puede ayudar a entender más la necesidad de una estrategia energética anterior a cualquier cambio regulatorio.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario