NUEVO

jueves, 6 de junio de 2013

La Reforma Eléctrica Propuesta por REE para la Producción en Régimen Especial (III)


 
REE definió su visión de la Reforma Eléctrica en el documento que envió a la CNE en repuesta a la Consulta Pública que se hizo en febrero del 2.012. Actualmente se encuentra participando en el Grupo de Expertos que se ha creado en el Ministerio de Energía.
 
 
 
Las medidas que considera REE necesarias para garantizar la producción en régimen especial se agrupan en los siguientes apartados:
  1. Eliminación del lucro cesante para las reducciones de producción de energía no gestionable que sea necesario aplicar por seguridad del sistema durante la operación en tiempo real
  2. Descuento de la prima o de la tarifa regulada, según aplique, a la energía producida y no programada (no aplicabilidad de la prima/tarifa regulada a los desvíos respecto a programa)
  3. Capacidad de aplicar limitaciones por seguridad sobre los programas de exportación de energía en situaciones de insuficiente reserva de potencia a bajar en el sistema (Modificación del apartado 3º del Anexo del RD 2351/2004)
  4. Asignación de los programas de entregas de energías no gestionables, en situaciones de falta de reserva de potencia a bajar en el sistema, basado en un mecanismo de subastas
  5. Utilización de mecanismos de subasta para la autorización de nuevas instalaciones de régimen especial y la determinación del precio de retribución de su energía
  6. Suspensión del RDL1/2012 en el ámbito de las Canarias
De los puntos anteriores se desprende que REE pone el acento en lo que concierne a su responsabilidad como operador del sistema eléctrico, salvo lo relativo al procedimiento de subastas para la autorización de nuevas instalaciones, la descripción de la propuesta es la siguiente:
  • Las Autoridades Competentes publicarían los requerimientos de las nuevas instalaciones, en cuanto a valores máximos de potencia a instalar, las tecnologías y los emplazamientos, iniciándose así la presentación de las solicitudes por parte de los interesados, en las que se deberá incluir el precio de retribución de la energía solicitado para la puesta en marcha de la instalación. La asignación de las ofertas se realizaría según el orden de mérito de las ofertas, desde las más competitivas a las de mayor precio de oferta hasta alcanzar los requerimientos establecidos. La retribución de la energía producida por estas instalaciones sería al precio de la oferta presentada y asignada. Se podría establecer, en su caso, la firma de contratos bilaterales a largo plazo, para las entregas de energía.
Vuelve a llamar la atención en no considerar los aspectos relativos a la distribución, interface con el transporte eléctrico, así como las necesarias inversiones para modernizar la red para convertirla en inteligente y, por último, su no mención a la generación distribuida, incluido el autoconsumo con balance neto.  
En el campo de las renovables todo lo que no sea implicar el desarrollo de las mismas a una determinada estrategia energética de poco sirve, los aspectos: autóctono, dependencia, medioambiental, Europa y otros deberán estar presentes, de no ser así se estarán utilizando unas gafas que defiende intereses no generales.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada