NUEVO

miércoles, 5 de junio de 2013

La Reforma Eléctrica Propuesta por REE para la Sostenibilidad Económica-Financiera (II)


REE definió su visión de la Reforma Eléctrica en el documento que envió a la CNE en repuesta a la Consulta Pública que se hizo en febrero del 2.012. Actualmente se encuentra participando en el Grupo de Expertos que se ha creado en el Ministerio de Energía.
Las medidas que considera REE necesarias para garantizar la sostenibilidad económico-financiera se agrupan en los siguientes apartados:

  1. Tarifas de acceso que incorporen únicamente los costes de infraestructuras
  2. Precios de la generación para el consumidor final que incorporen el coste total de la generación.
  3. Compartir con otros sectores energéticos el sobrecoste de la política energética
  4. Traspaso a Presupuestos Generales del Estado del porcentaje del sobrecoste de los SEIE recientemente devuelto a la tarifa eléctrica
  5. Incremento de los ingresos por subida de las tarifas de acceso
  6. Supresión del impuesto sobre la electricidad
Sin duda el punto estrella es el correspondiente al  a los precios de generación al trasladar los sobrecostes del régimen especial a este punto. REE hace una serie de consideraciones a tener muy en cuenta, entre ellas figuran:
Se produce la paradoja de que el progresivo incremento de la generación con fuentes de energías renovables, precio aceptantes en el mercado de producción, conlleva una progresiva reducción del precio marginal del mercado y un incremento paralelo del volumen de las primas equivalentes para dicha generación renovable
Sin profundizar en los mecanismos posibles se podría definir dos alternativas:
  • Utilizar un mecanismo similar al actualmente en vigor para los pagos por capacidad, con discriminación de precios horarios para sufragar el coste estimado de las primas de régimen especial para un determinado horizonte temporal –por ejemplo trimestral-, estos precios serían cobrados por los comercializadores a sus clientes, y posteriormente serían redistribuidos por parte de la CNE a los productores en régimen especial.
  • Asignación a cada comercializador de un coste de las primas en función de su demanda siendo este el responsable de recaudarlo a sus clientes mediante los mecanismos que considere conveniente. Esto sería equivalente a asignar a cada comercializador la cuota de energías renovables y los costes asociados que se desprenda de la política energética adoptada por el Gobierno. Un posible mecanismo para implementar esta alternativa sería el de certificados verdes con obligación de compra para los comercializadores y consumidores finales de la energía (sistema que ya está implantado en algunos países europeos como Reino Unido o Suecia).
Lo anterior constituye todo un plan de reformas para conseguir el equilibrio económico financiero del sistema eléctrico, algunas de las medidas se pusieron en marcha en el ejercicio pasado con el resultado ya conocido por todos y sin nada que ver con un planteamiento global de reforma de la regulación existente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada