NUEVO

miércoles, 15 de mayo de 2013

Los Grandes Consumidores Eléctricos ante la Reforma del Sistema


Estamos en la antesala de que se dé a conocer el alcance de la anunciada Reforma del Sistema Eléctrico que consistirá en:
1. Anteproyecto de Ley de Reforma de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, que introduzca la estabilidad financiera del sistema e introduzca mecanismos de estabilización y revisión de las retribuciones de modo periódico y adaptado a las circunstancias.
2. Normas de rango reglamentario necesarias para el desarrollo y adaptación de la normativa anterior.
Segú se indica en el: PROGRAMA NACIONAL DE REFORMAS 2.013, siendo el objeto de la misma el siguiente:
Una reforma que logre la sostenibilidad económico financiera del sistema eléctrico español con la debida previsión de los cambios económicos, tecnológicos y de demanda del sector, así como el aumento de la competencia y garantía de suministro y con el correspondiente equilibrio entre los costes e ingresos y el correcto reparto de los sacrificios entre las empresas, administración y consumidores.
Pues bien, en este entorno se celebró ayer, 14 de mayo 2013, una jornada convocada por AEGE, asociación de grandes consumidores energéticos, en la escuela de ingenieros industriales, bajo el título de: “Reforma del sector eléctrico. Propuestas de la industria de gran consumo de electricidad”
La jornada constaba de dos paneles:
1.       Contratación de energía, mercado eléctrico e impuestos
2.       Costes regulados, peajes de acceso y servicios de operación del sistema
Entre los participantes industriales se contaba con el primer consumidor del país: Arcelor Mittal y otros, entre los que se encontraban: SOLVAY Ibérica; Ferroatlántica;  Atlantic Copper; ALCOA; Grupo Celsa; OFICEMEN;
Sobre el salón de actos planeaba el coste que la crisis ha infligido al sector industrial, nada menos que rebajar su aportación al PIB del 20% de antes de la crisis, al entorno del 11% actual y bajando. Las anteriores voces de alarma por la posible deslocalización de estas empresas motivado por el encarecimiento de la energía no fue objeto de atención especial por ninguno de los ponentes y, si, la bondad de la interrumpibilidad para todos ellos.
Si tuviera que resaltar alguno de los puntos más importantes de lo escuchado, resaltaría estos:
·         La posición unánime de que las tarifas de peaje deben recoger únicamente los costes que le son a fin a ellas: transporte, distribución y comercialización.
·         La conveniencia de unos precios previsibles y constantes de la energía para un desarrollo de sus actividades, para lo que se reclamó un relanzamiento y correcto funcionamiento del mercado a plazo.
·         Aunque se presentaron las diferencias de precios con las primeras economías de la eurozona no se priorizó ni hubo propuestas concretas para modificaciones de los mismos.
En resumen, los grandes consumidores de energía eléctrica que en su gran mayoría pertenecen al sector industrial, se encuentran inmersos en un descenso de su actividad brutal en el mercado interior que tratan de compensar con las exportaciones y aun siendo prioritario el input de energía, éste se encuentra tapado por sus esfuerzos en superar y sobrevivir a la recesión industrial.
Conviene tener presente el alcance de la asociación AEGE, en cuanto a sus asociados y la dimensión económica de éstos, nos lo define AEGE como:
  • Una asociación creada en 1981 por 40 grupos industriales para representarles en temas energéticos
  • Cemento, química, metales, siderurgia, gases industriales, papel,...
  • 15% del consumo nacional de energía eléctrica
  • 10% del consumo de gas natural
  • Más de 6.000 millones de € de exportación anual
  • Más de 1.500 millones de € anuales de gasto energético
  • Más de 75.000 empleos directos
No hay que olvidar que el sector eléctrico es también una industria y que sus principales clientes son los pertenecientes a la asociación AEGE, en esa línea, la noticia que se repartió en las jornadas relacionada con el cierre de centrales de generación eléctrica, por primera vez, también repercutió en el estado de animo de los asistentes y organizadores, que desde luego no era muy alto.
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada