NUEVO

lunes, 25 de febrero de 2013

El Congreso debatirá, el martes 26 de febrero, sobre una propuesta para una Estrategia Energética Global



Independientemente de qué color político sea el impulsor de la iniciativa, que en este caso es el grupo catalán CIU, es muy interesante poder seguir un debate sobre una propuesta para una Estrategia Energética Global, abandonar y  superar el déficit de tarifa eléctrico y poder pasar a analizar y definir una propuesta para una Estrategia Energética Global, no hay ninguna duda que relanzará al sector y servirá de revulsivo ante un último año perdido, tal como indicó el actual nuevo Secretario de la Energía.
El alcance de la propuesta es alentador, así como la pretensión de un consenso de todos los agentes del sistema energético, esperemos que la persistencia del grupo catalán tenga éxito, su propuesta es la siguiente:

Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió), al amparo de lo establecido en el artículo 184.2 del Reglamento de la Cámara, presenta una Moción consecuencia de la interpelación urgente sobre la política energética a corto, medio y largo plazo que está impulsando el Gobierno.
«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:
1. Establecer un consenso con todos los operadores del sector energético, fuerzas políticas y CCAA para definir una Estrategia Energética Global estable, rentable y sostenible que proporcione estabilidad y seguridad jurídica, reduzca la dependencia energética, mejore la competitividad de un sector transversal para la economía como es la energía y garantice la sostenibilidad económica y ambiental y la eficiencia energética. Concretamente, dicha estrategia deberá considerar:
a) Buscar una solución resolutoria y sostenible al déficit de tarifa eléctrica, evaluando con rigor los costes e introduciendo metodologías más homogéneas para la retribución de todas las actividades reguladas.
b) Evaluar la demanda energética futura para garantizar un modelo de crecimiento sostenible, incorporando hipótesis de efecto ahorro y uso eficiente.
c) Determinar el “mix” de fuentes de energía primaria con el que se pretende cubrir esta demanda, a medio y largo plazo, sin excluir, a priori, ninguna tecnología disponible.
d) Implementar un marco normativo estable para la cogeneración que, de forma coherente con el objetivo europeo de que la industria represente el 20 % del PIB en 2020, integre adecuadamente a los consumidores industriales, para garantizar los puestos fijos y especializados que caracterizan a esta actividad económica.
e) Concretar una propuesta estable, eficiente y económicamente sostenible que contemple las energías renovables, reconociendo sus especificidades, tanto por lo que respecta a su obtención como sus beneficios.
f) Elaborar una regulación específica para la biomasa que contemple sus particularidades, reconozca las aportaciones socioeconómicas y medioambientales de este tipo de energía y garantice la viabilidad económica de sus instalaciones.
g) Definir una propuesta específica y estable sobre la energía nuclear que permita su aprovechamiento durante la vida útil de las plantas, en el marco de las propuestas planteadas por la Unión Europea.
h) Promover la inversión en calidad y seguridad en los suministros energéticos, asegurando un esquema retributivo para la distribución que garantice la realización de las inversiones necesarias.
i) Promover programas de evaluación de potencial para almacenamiento de CO2 en formaciones geológicas comunes en el territorio español.
j) Desarrollar un mercado secundario del gas natural o HUB, que sea un referente europeo y que permita a los comercializadores realizar las operaciones de compraventa de gas con la máxima seguridad.
k) Priorizar el ahorro y la eficiencia energética sin olvidar ningún sector y prestando especial atención al sector del transporte y la vivienda.
l) Desarrollar una política energética firme ante la Unión Europea que incremente las interconexiones eléctricas y de gas natural, tanto terrestres como marítimas, valore el esfuerzo realizado por los consumidores españoles y las posibilidades de sacar partido de la sobrecapacidad que existente en nuestro sistema, tanto en gas como en electricidad.
m) Impulsar un programa interanual de inversiones destinadas a investigación y desarrollo para maximizar el aprovechamiento de las diferentes fuentes de energía primaria, contemplando la participación de las CCAA en la gestión del programa.
n) Prever un mecanismo anual de seguimiento de los objetivos que se determinan en la estrategia energética, contrastable con la realidad, con la obligación de adoptar medidas correctoras en caso de existir desviaciones.
2. Remitir, en el plazo máximo de dos meses, una comunicación al Congreso de los Diputados sobre la Estrategia Global en política energética para su debate en la Comisión de Industria, Energía y Turismo, en virtud de lo establecido en los artículos 196 y 197 del Reglamento de la Cámara y con presentación de propuestas de resolución.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario