NUEVO

jueves, 1 de noviembre de 2012

Clientes Potenciales para las Empresas de Servicios Energéticos en el caso de una Liberalización de las Tarifas TUR

Es razonable pensar, que una vez que se dan por finalizadas las acciones necesarias, por parte del ejecutivo, para conseguir la desaparición del déficit de tarifa para el próximo uno de enero, también se plantee seguidamente conseguir una liberalización de parte de las tarifas TUR, éste punto ha sido anunciado con anterioridad y podemos especular con que se encuentra en una supuesta hoja de ruta elaborada desde las propuestas realizadas desde la Fundación FAES   y con implantación muy probable para el uno de enero de 2013
 
La Comisión Nacional de Energía ha realizado, por iniciativa propia, un informe que recoge la distribución por tramos de potencia contratada del número de consumidores con derecho a estar acogidos a la tarifa de último recurso (TUR), en cualquiera de sus modalidades (2.0A y 2.0DHA), es decir, los consumidores con potencia contratada inferior o igual a 10 kW.Aunque la CNE no lo indica en su informe, éste hay que relacionarlo con una muy próxima liberalización de algunas tarifas TUR.
Por otra parte, se ha especulado con que la anunciada liberalización se realizaría sobre el consumidor con potencias contratadas igual o superior a 5KW.Sobre la base de los datos que ha proporcionado la CNE es interesante hacer un comparativo de la situación en las 17 regiones españolas.
En el cuadro superior se puede observar, por cada autonomía: el número de suministros, la potencia demandad, el promedio de consumo por punto de suministro y dos porcentajes acumulados hasta una potencia de 5KW correspondiendo a: los puntos de suministro y la energía suministrada.
Hay que tener en cuenta que este suministro de energía eléctrica no se circunscribe al mercado residencial, engloba a un número indeterminado de pymes y/o profesionales, en cualquier caso, cada uno de ellos supondrá un cliente potencial que se encontrará en la necesidad de encontrar su mejor comercializador y/o Empresa de Servicios Energéticos y que su número dependerá de donde se realice el oportuno corte, es decir, más de 5KW de potencia contratada o cualquier otro tramo.En los datos presentados más arriba, si tomamos como ejemplo Andalucía, con una liberalización a partir de 5KW de potencia contratada, resultaría lo siguiente:
Se liberalizarían el 20% de los suministros actuales por TUR, que representan 900.000 puntos con un consumo total de: 4.400.040.078 KWh
El número de puntos de suministro y su energía correspondiente es muy variable según cada región, como se puede observar en el cuadro superior, que se ve influenciado no solo por el nº de suministros sino también por la demanda de cada uno de ellos y, claro, como consecuencia de la estructura económica de cada región.
Una estimación dell mercado potencial para toda España, en las condiciones anteriormente indicadas, supondría: más de 7 millones de clientes, con más de 18.000 millones de KWh.

El potencial de demanda media de los puntos de suministro varía de una región a otra, el intervalo va desde 3.392 KWh/año para las Islas Baleares a 1.983 KWh/año para Castilla y León. La media a nivel nacional se situa en 2.654 KWh/año para este tipo de suministros.
Si se diesen las circunstancias de un mercado minorista abierto y competitivo, en el caso de que el ejecutivo concretara el rango de liberalización que quiere conseguir, la casación de oferta y demanda crearía una nueva situación de equilibrio que en circunstancias de un mercado en competencia beneficiaría tanto a los actuales demandantes como a los nuevos oferentes, los primeros conseguirían mejores precios y servicios y los segundos podrían conseguir importantes cuotas de mercado que hasta ese momento era totalmente cautivo de cinco empresas.

Las comercializadoras, tanto las actuales como las nuevas, deberán ofrecer a sus  clientes no solo el suministro de energía eléctrica sino también unos servicios energéticos que hagan más atractiva su oferta, todo lo cual podría configurar una oportunidad para crear un mercado minorista abierto y competitivo mediante un amplio número de empresas de servicios energéticos.

Por el lado de la demanda se configura como muy atractivo la posibilidad de crear uniones de consumidores que mediante la modalidad de “switching colectivo” consiguiesen unas mejores ofertas de servicios energéticos. El tiempo dirá si el mercado minorista es capaz de superar su actual situación de una escasa competencia y unos mercados con unas barreras infranqueables por un nuevo escenario como el esbozado aquí. 
 
 

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada