NUEVO

jueves, 11 de octubre de 2012

La Industria Española presenta una Enmienda a la Totalidad de la Ley de Medidas fiscales para la Sostenibilidad Energética


 
Como dice el dicho: “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe” en el caso de la energía eléctrica en España podríamos decir algo como lo siguiente: tanto sube la energía eléctrica que al final se rompe…..


La llamada de atención, de las consecuencias que tendría más subidas de la energía electrica, se ha realizado mediante una carta abierta de la Industria Española al Gobierno, nada menos que un colectivo que genera más de 259.000 M€ que representa las dos terceras partes del PIB y son: Acogen, Aege, Ascer, Aspapel, Confemadera, Confemetal, Feaf, Feique, Fiab, Hispalyt, Oficemen, Consejo Intertextil Español, Unesid, Unicobre y Vidrio España.
La gran mayoría de las empresas que hay detrás de cada una de las asociaciones indicadas anteriormente pertenecen a las integradas en el índice de grandes consumidores, publicados mensualmente por REE, y que está formado por: 12.861 empresas que tuvieron en el año 2010 un consumo total de: 102.515 GWh, representando el 40% de la demanda de distribución, de los cuales el 56% correspondió al sector industrial.
Dos argumentos de relevancia se ponen de manifiesto en la carta abierta al Gobierno:
1.       El Proyecto de Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética es un instrumento exclusivamente ideado para dar solución al problema del déficit tarifario, pero al mismo tiempo obvia que el coste de miles de millones de Euros que traslada a las empresas industriales de nuestro país las deslocalizará en breve generando consecuencias irreversibles sobre nuestra economía.

2.       Por eso es necesario que el Gobierno comprenda que el Proyecto de Ley debe modificarse para que tratar de solucionar un problema, no suponga generar otro mucho mayor. La industria española, en las condiciones de competitividad actuales, no puede asumir un coste energético de esta magnitud. Ninguna industria de ningún país podría.

En la situación económica que atraviesa este país es difícilmente justificable situaciones como las que denuncian prácticamente todo el sector industrial, el proclamar los objetivos de crecimiento y empleo como los prioritarios para España debería ser coherente con las leyes que se llevan al Congreso.
Por otra parte, hay que recordar que el sector más perjudicado hasta ahora, en relación con el precio de la electricidad, es el sector residencial y pymes, suministros en baja tensión, con las tarifas más cara de la UE a excepción de Chipre y Creta y con transferencias de rentas desde ese sector hacia otros.
Nos encontramos con una situación, la del Ministerio de Industria, Energía y Turismo,  en la que bajo el mismo paraguas conviven las dos realidades enfrentadas: Industria y Energía, al frente de las cuales se encuentran dos secretarios de estado que a su vez son coordinados por un ministro.
Por último, el proyecto de ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética se encuentra en el Congreso en la Comisión de Industria en la fase de enmiendas, la sociedad civil que no participa en esa fase ha hecho, por fuera del Congreso de Diputados, la mayor enmienda a la totalidad que es posible realizar.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada