NUEVO

martes, 23 de octubre de 2012

Divergencia Regional en el Consumo de Energía Eléctrica Per Cápita


 
Para valorar el consumo de energía de cualquier país se suele utilizar el indicador: consumo/per cápita que permite compararlo con otros países y, entre otras cosas, nos indica el nivel de desarrollo que ha alcanzado la industria eléctrica.
Este indicador se puede desagregar en dos direcciones: por tipo de energía, como es la eléctrica, por región donde se consume, en el caso de España tendríamos 13 regiones peninsulares, 2 regiones insulares y dos ciudades autonómicas.

Nos encontramos en puertas de una Reforma del Sistema Eléctrico y de un avance de la generación distribuida y estrategias de suficiencia energética regional lo que hace que este indicador genere importante información a tener en cuente en los desarrollos futuros, lo anterior se potencia en mayor medida a la vista de la divergencia de consumo que existe entre las diferentes regiones: en el caso peninsular sobrepasan la relación entre el mayor y el menor consumidor de más de 2:1;  en el caso de las ciudades autonómicas es del entorno del  4:1.
En el cuadro superior se pueden ver los datos correspondientes al año 2011, las fuentes utilizadas han sido: INE e Informe Anual 2011 de REE.
Sobresalen los datos siguientes:

  1. La primera región por consumo/per cápita corresponde a Asturias con 9.681 KWh/per cápita y la última (exceptuando las ciudades autonómicas, corresponde a Extremadura con: 4.036 KWh/per cápita
  2. Por encima de la media nacional que es de: 5.718 KWh/per cápita , se encuentran cinco regiones: Asturias, País Vasco, Cantabria, Navarra y Galicia. Todas ellas situadas en la franja norte de la Península.
  3. Sobresale el dato de la Comunidad de Madrid que tan solo consume 4.749 KWh/per cápita, ocupando el puesto 14 y alejada de la media nacional.
  4. Castilla la Mancha y Castilla León se sitúan prácticamente en la media nacional.
Una de las debilidades puestas de manifiesto por diferentes administraciones ha sido la necesidad de coordinar las políticas energéticas de las regiones con las del Estado y a su vez con las estrategias de la Unión Europea. Las divergencias que muestran el indicador de consumo/per cápita deberían ser tenidas en cuenta. Un ejemplo, de ahora mismo, es el correspondiente a la utilización de los pagos por interrumpibilidad como parche a los precios de la energía eléctrica en el ámbito de los grandes consumidores industriales que lógicamente se encuentran ubicados en las cinco regiones que ocupan los primeros puestos del ranking.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada