NUEVO

lunes, 17 de septiembre de 2012

Ruta “Soria” para la Desaparición del Déficit Tarifario sin Reformar el Sistema Eléctrico


Con la decisión del último Consejo de Ministros de enviar a las cortes el Proyecto de Ley de: Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética y otras medidas anunciadas  no contempladas en el citado proyecto, culmina las actuaciones del ejecutivo para conseguir su objetivo prioritario la desaparición en el 2013 del denominado déficit tarifario del Sistema Eléctrico.
Por lo tanto, estamos en condiciones de definir la ruta “Soria” que ha seguido el ejecutivo para alcanzar este objetivo:

·         Real Decreto-ley 1/2012, de 27 de enero, por el que se procede a la suspensión de los procedimientos de preasignación de retribución y a la supresión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos.

·         Real Decreto-ley 13/2012, de 30 de marzo, por el que se transponen directivas en materia de mercados interiores de electricidad y gas y en materia de comunicaciones electrónicas, y por el que se adoptan medidas para la corrección de las desviaciones por desajustes entre los costes e ingresos de los sectores eléctrico y gasista.

·         Resolución de 25 de abril de 2012, de la Dirección General de Política Energética y Minas, por la que se establecen las tarifas de último recurso a aplicar en el periodo comprendido entre el 1 de octubre y el 22 de diciembre de 2011, ambos inclusive, y en el primer trimestre de 2012 y se establece el coste de producción de energía eléctrica y las tarifas de último recurso a aplicar a partir del 1 de abril de 2012.

·         Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

·         Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética (enviado proyecto a las Cotes)

·         Otras Medidas anunciadas (pendientes de formalizarse)

Todas las disposiciones anteriores se engloban en dos características fundamentales:

1.       las cuatro primeras disposiciones se enmarcan en el objetivo parcial de conseguir en el año 2012 un déficit de 1.500 M€, y se materializan mediante Reales Decretos.

2.       Para conseguir un déficit cero en el 2013 se hará mediante la Ley anunciada y, por lo tanto, tendrá su curso normal en el Congreso a diferencia de lo ocurrido anteriormente que se legisló mediante Reales Decretos.

Todas las decisiones adoptadas por el ejecutivo, en esta materia, obvian la Reforma del Sistema Eléctrico y, por supuesto, cualquier posicionamiento estratégico sobre el Sistema Energético, lo que entra en contradicción con unas expectativas de cambios estructurales consideradas necesarias desde los diversos agentes del sector y que fueron puestas de manifiesto en la consulta pública que se realizó desde la CNE el pasado mes de febrero.
Se ha optado, claramente, por introducir  una nueva herramienta en el edificio del Sector Eléctrico, tal que es la tributación Energética y relegando la indiscutible Reforma. La Ruta, “Normal” era mediante la Reforma Regulatoria conseguir la desaparición del déficit, ya que éste no es más que una consecuencia de la actual regulación.
La ley que se remitirá a las Cortes no contempla la desaparición de los costes de acceso de los gastos de amortización e intereses del déficit acumulado, los famosos 24.000 M€ al cierre del año 2011, el Ministro anunció que serían asumidos por los presupuestos, hablamos del entorno de: 2.100/2.200 M€/año.
Soria, en la presentación y justificación de la medida adoptada el pasado viernes, no explicó la trazabilidad de los siete impuestos que contempla la ley:

El texto, que será remitido a las Cortes, incluye un impuesto homogéneo del 6% para los ingresos por generación eléctrica. También incluye impuestos sobre la producción y almacenamiento de residuos nucleares, un canon a la generación hidroeléctrica así como un “céntimo verde” gas natural para el consumo y generación eléctrica así como al carbón, fuel oil y gasóleo para la generación eléctrica.
Se hace necesario conocer la Ley para poder explicar y entender cómo se configurarán los nuevos costes de acceso e ingresos, ya que la desaparición del déficit lleva irremediablemente a un nuevo equilibrio de ambas magnitudes y, dado, que los impuestos establecidos actúan también y, sobre todo, del lado de la energía es necesario fijar los trasvases de un lado hacia el otro.
Es de esperar que al no producirse nuevos anuncios de más medidas energéticas este ejercicio se culmine con  lo descripto anteriormente, quedando el Sistema Energético de España sin Déficit Tarifario y, también, huérfano de toda estrategia y posibilidad de desarrollo en la línea de ser una de las más clara herramienta de salida de la crisis económica actual.
Hay, por último, que entender que la ley que se remitirá a las Cortes es un texto abierto que será debatido, cambiado y perfeccionado y de aplicación para el ejercicio 2013 y posteriores y cuyo título reflejará su contenido, es de esperar, al menos, un cambio de la denominación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada