NUEVO

miércoles, 22 de agosto de 2012

La Reforma Eléctrica Inexistente y “Hacer las Cosas Bien”


Ha saltado la “chispa”, como no podía ser de otra manera, al querer hacer una reforma eléctrica sin reformar nada de lo existente y solventando, la absurda prioridad del MINETUR, el déficit de tarifa, vía tributación energética.
 
El propio Ministerio de Industria declaró que la Reforma Eléctrica se haría durante el 2013, dejando terminada la solución del déficit tarifario para antes de finalizar el pasado mes de junio, y la solución vendría de la mano de una reforma tributaria cuyas líneas generales son las siguientes:
“El Ministerio de Industria había preparado una subida de impuestos al sector eléctrico que, unida a la subida del precio de la luz, debía acabar con los 24.000 millones de déficit de tarifa acumulado en la última década. La propuesta incluía un impuesto del 4% a las térmicas, del 11% a la generación eólica y otro del 19% a la fotovoltaica y del 13% a la termosolar. Nucleares e hidráulicas también tendrían su propio gravamen (10 y 15 euros por megavatio hora). En total, pretendía recaudar 6.800 millones de euros al año y compensaba a las eléctricas con concesiones más amplias.”
El propio Presidente de Gobierno anunció en su comparecencia en el Congreso que dentro de las reformas previstas se contemplaba una “reforma tributaria” sin entrar a detallar la misma, bien es verdad que posteriormente al ser interrogado sobre la reforma energética se refirió a la misma de forma despectiva y sin ningún tipo de interés por la misma.
El alcance que debería contemplar una Reforma Regulatoria del Sector Eléctrico debería ser, al menos, de lo indicado por la CNE en el cuestionario que elaboró para la Consulta Pública que formuló el pasado mes de Enero y que fue la siguiente:
2.1 ¿Cuáles son las medidas que considera necesarias para garantizar la sostenibilidad económico-financiera del sistema eléctrico, tanto desde una perspectiva de corto, como de largo plazo?
2.2 ¿Qué medidas propondría en concreto en relación con la regulación de las actividades reguladas tanto desde una perspectiva de corto, como de largo plazo
2.3 ¿Qué medidas introduciría en la regulación de la producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos?
2.4 ¿Cuáles son las medidas que considera necesarias para mejorar el funcionamiento eficiente y el nivel de competencia en el mercado mayorista de electricidad y en la operación del sistema?
2.5 ¿Cuáles son las medidas que considera necesarias para estimular el funcionamiento eficiente y el nivel de competencia en el mercado minorista de electricidad?
Por último es conveniente repetir declaraciones anteriores de máximo alcance, realizadas por el Presidente Gobierno, haciendo una valoración de situación del sector eléctrico en relación con el actual nivel de precios, que sin duda, debería ser su resolución igual de prioritario que resolver el déficit de tarifa, son las siguientes:
"las tarifas eléctricas para consumidores domésticos son las terceras más caras de Europa, y las quintas más elevadas para consumidores industriales", y "si no se emprenden reformas, el desequilibrio será insostenible y los incrementos de precios y tarifas colocarían a España en la situación de mayor desventaja en costes energéticos de todo el mundo desarrollado".
"tendremos, pues, que aplicar una política basada en frenar y reducir los costes medios del sistema, en la que se tomen las decisiones sin demagogia, utilizando todas las tecnologías disponibles, sin excepciones, y se regule teniendo como objetivo primordial la competitividad de nuestra economía".
Mucho nos tememos que la solución buscada no va a tener en cuenta lo anteriormewnte expuesto y se convertirá en otra subida encubierta del precio, sino en su totalidad en una gran parte, la posición de la Consultora Nera, en este sentido, es contundente:
Los impuestos sobre actividades reguladas se traducirían en un incremento en la retribución que deben recibir los agentes para desempeñarlas para asegurar que éstas puedan retribuir adecuadamente a sus accionistas y financiar las inversiones necesarias. 
Los impuestos sobre la actividad de generación, aplicados a todas las tecnologías, se traducirían en un incremento en el coste de generación y una reducción en la seguridad de suministro (porque se posponen inversiones nuevas o se cierran centrales existentes”. 
Resumiendo, no existe, que sea conocido, una Reforma Eléctrica en marcha, en el mejor de los casos se ha pospuesto para el año próximo y, lo anunciado, es la creación de una tributación energética que tanto sirve para anular el déficit de tarifa como sirve para disminuir el déficit del Estado y, según lo adelantado hasta hora, éste último se ve comprometido el cumplimiento de su objetivo para el año actual, lo que posiblemente hace saltar las “chispas” que conocimos ayer; la solución no será para el viernes 24 de agosto. La Sociedad Civil, a través de los diferentes agentes activos del sector, ha respondido a la Consulta Pública que se le planteó desde la CNE y todas esas propuestas son necesarias utilizar en un gran debate nacional sobre el sector eléctrico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada