NUEVO

lunes, 16 de julio de 2012

Los Impuestos Verdes en la Estrategia Energética de España

Nos encontramos ante dos hechos diferenciados, la consolidación fiscal y la reforma regulatoria para dar solución a la eliminación del déficit tarifario, en ambos casos se ha indicado la posibilidad de utilizar la fiscalidad verde para ayudar a su solución.
Es conveniente tener una información mínima pero suficiente para poder evaluar el alcance y los objetivos que se encierran en lo que se denomina RFV, reforma de la fiscalidad verde, cual es la situación de España en este aspecto y hacia dónde se dirigen las directivas de la CE.
En el Informe de la Subcomisión de Análisis de la Estrategia Energética Española para los próximos 25 años, se indica la posibilidad de hacer un reparto de los sobrecostes de las fuentes renovables en el sector eléctrico entre todos los agentes del sector, en lugar de sólo entre los consumidores eléctricos y esa es la posición que parece querer adoptar la actual administración en los próximos días.

Tener una visión general de las principales cantidades impositivas en España nos ayudará a evaluar la fiscalidad verde y los cambios que se van a adoptar, los datos son los siguientes:

 Tal como muestra el cuadro nº1 anterior, actualmente existen dos impuestos principales a la energía, los denominados: hidrocarburos y electricidad, con importes de: 9.913 y 1.363 M€ (2010). Un desblose mas pormenorizado es el siguiente:
Tanto la simulación de una mayor tributación del transporte como la del aumento del gravamen de los productos energéticos no empleados para el transporte de locomoción (o una combinación de ambas) parecen especialmente recomendables. Primeramente porque, en un momento de grandes necesidades de ingresos públicos, generan importantes aumentos recaudatorios sin elevar la carga fiscal energética española respecto a la media europea.
La mayor recaudación podría utilizarse así, en mayor o menor medida, para fenómenos de consolidación fiscal, fomento de la eficiencia energética y de energías renovables, compensaciones distributivas o disminución de otros tributos distorsionantes.

Los datos conocidos sobre la reforma energética son los siguientes:
Tal como se ha indicado, la próxima reforma energética pretende contabilizar más de 11.000 M€, habiéndose conocido únicamente el aspecto cuantitativo perseguido pero sin especificar, al menos hasta hoy, los aspectos fiscales de características verdes y si se contempla en la ley una fiscalidad neutra, es decir, una contrapartida fiscal en otras áreas.
Aventurando una posición sobre algo que es conocido parcialmente, no parece justificable, desde una posición medioambiental, los incrementos tributarios que se pretenden implantar sobre las tecnologías renovables, al ser así, posiblemente estaremos hablando de otros criterios para la aplicación de la tributación energética, como puede ser la eliminación del déficit tarifario mediante criterios económicos de casación de ingreso y costes para su eliminación, es decir, muy lejos de una reforma fiscal verde. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada