NUEVO

martes, 10 de julio de 2012

Los Argumentos de Unesa ante: “ Una Política Energética en Tiempos de Crisis”

Dos artículos, de fin de semana, han sido publicados en relación con la Energía, el primero lo fue el domingo 24 de junio bajo el título:


El segundo fue publicado el domingo 8 de julio bajo el título:

Ambos artículos están interconectados al analizarse en el segundo de ellos el contenido del primero.
Dado el retraso que se está produciendo en dar a conocer el alcance de la reforma del actual Sistema Eléctrico, los citados artículos nos pueden servir para poder valorar la situación a reformar y si a lo anterior le sumamos los “globos sondas” aparecidos en algunos medios, nos permiten especular sobre el alance de la reforma así como de la posición de algunos de los agentes más relevantes del sector, los lectores interesados lo podrán constatar mediante la lectura de los citados artículos.
Llama la atención la pretensión desde Unesa de contestar un encabezado y contenido tan ambicioso como el del ex Secretario de Energía, con otro encabezado de alcance tan limitado y con un contenido igualmente limitado que utiliza la descalificación personal y la falta de rigor en los planteamientos  y, todo lo anterior, en un entorno de la mayor crisis económica conocida.
En línea con lo anterior, el primer articulista resume su exposición con las siguientes conclusiones:

“Sería conveniente acompañar el recorte a la remuneración de la generación convencional con una distribución independiente que facilite la implantación de redes inteligentes y el desarrollo de las renovables, dando lugar a un suministro eléctrico más eficiente y a una industria competitiva.”
El segundo articulista en el tiempo, termina su exposición en los siguientes términos:

“En cuanto a la alusión a la crisis económica, ha de tenerse en cuenta que la economía española requiere empresas fuertes, capaces de competir en los mercados libres;  capaces también de generar confianza, de crear empleo, de ayudar a levantar la economía. Las dudas que se ciernen actualmente sobre el sistema eléctrico, el déficit de tarifa y la consiguiente caída de rating de las empresas eléctricas no hacen sino perjudicar la economía española.Llama también la atención que este tipo de cuestiones surjan en España precisamente ahora, cuando se está en condiciones de cumplir con desahogo los objetivos medioambientales y de implantación de renovables establecidos por la Comisión Europea”
A través de las conclusiones de ambos articulistas podemos entrever las divergencias que existen actualmente entre diferentes agentes del sector energético y, sobre todo, la posición de absoluta debilidad de los consumidores ante la administración y las empresas eléctricas.
Los argumentos de Unesa que son ya muy conocidos por su constante repetición, sean dichos de una manera o de otra, tienen su mejor contestación, según mi criterio, en dos hechos: el primero la total insostenibilidad económica del sector eléctrico, tanto desde la posición del déficit de tarifa como del precio que pagan los consumidores en el segmento residencial que es el más caro de Europa; el segundo es la propia valoración que los consumidores hacen de las compañías eléctricas, al situarlas en el penúltimo lugar del ranking de todos los sectores económicos.
El ex Secretario de Industria plantea su opinión desde tres planos diferentes: 1º Revisar el Contador del Déficit  2º Crisis y Política Energética y 3ª Hacía una nuevo sector energético, entresacamos algunos párrafos de interés en el posible debate:
  • Contador virtual de la electricidad que reconoce a las empresas una retribución excesiva por la electricidad suministrada.
  • Los principales damnificados del déficit eléctrico no son las cinco grandes compañías eléctricas, sino los consumidores que adquieren la obligación de pagarlo en los próximos 15 años.
  • El déficit se genera porque hay un exceso de retribuciones reconocidas tanto en el mercado de precios de la energía como por lo ingresos regulados
  • La sobre retribución recibida por la generación nuclear e hidráulica desde 2006 hasta 2011 fue de 16.000 M€
  • La CNE reconoce un importe de 3.396 M€ de pago en exceso por los CTCs, y un sobrecoste de 5.000 M€ por la titulización
El Presidente de Unesa, nos presenta un sector competitivo, pero que debe seguir aumentando los precios a pesar de ser el más caro de Europa y unas tecnologías que deben posponer su entrada a pesar de nuestra posición actual y el desarrollo esperado a nivel mundial, entresacamos algunos párrafos de interés en el posible debate:
  • El antiguo secretario general de la Energía confunde algunos conceptos, en particular, a como se genera el déficit de tarifa.
  • La intención del autor es penalizar aquellas empresas que han conseguido que España tenga un sector eléctrico competitivo.
  • La energía producida en España se situa en precios que están en línea con cualquier otro país de la Unión Europea
  • La crisis económica hace difícil que los consumidores entiendan que la tarifa debe subir para cubrir los costes del sistema eléctrico.
  • Ha llegado el momento de apostar solo por aquellas tecnologías renovables con las que hoy por hoy es posible contar: las eficientes
  • Las centrales nucleares e hidráulicas no están amortizadas porque requieren importantes inversiones recurrentes.
  • El autor utiliza herramientas de los mercados intervenidos para confundir a la opinión pública, ya que no son utilizables en un mercado liberalizado
La última palabra la tiene la actual Administración, que, al menos con sus retrrasos, va a conseguir que se debata sobre energía en este país, cuestión que siempre favorecerá los intereses de los consumidores que no son otros que los de España.







No hay comentarios:

Publicar un comentario