NUEVO

lunes, 28 de mayo de 2012

La Verdadera Prueba de Fuego para el Sistema Eléctrico: Autoconsumo con Balance Neto

El sistema Eléctrico está embarcado  en alcanzar el objetivo principal que se ha marcado la actual Administración: eliminar el déficit de tarifa a partir de enero 2013 y  para conseguirlo, tanto la administración, como los consumidores y las eléctricas se tendrán que repartir la amortización de la deuda existente y se tendrá que establecer un nuevo equilibrio entre los costos y los ingresos, para lo cual se ha anunciado, que antes de que finalice el mes de junio se conocerá una reforma regulatoria del sector que abordará los puntos indicados.

Sin duda, que la eliminación del déficit tarifario va a suponer corregir el mayor desequilibrio  del sistema, su solución no deja de ser un nuevo marco regulatorio que afecta  a las partidas de los ingresos y costes, pero en nada incide en el objetivo principal con el que nació la ley 54/97 del sector eléctrico, que no era otro que la liberalización del mercado, tanto  el mayorista, como el minorista, punto que no se ha alcanzado en un grado mínimo aceptable, en mayor medida por el lado del mercado minorista en baja tensión.
El consumo residencial, comercial y Pymes en baja tensión representa aproximadamente el 50% del total de energía consumida y afecta a más de 27 millones de consumidores, de los cuales el 20% pertenecían al mercado libre a finales del año 2010, en este segmento hay dos compañías que representaban el 77% de cuota de mercado, cinco compañías representan el 98,23% del total. La tasa de “switching”, cambio de comercializador, es de tan solo el 7%.
Los datos anteriores evidencian una gran dificultad en conseguir avanzar en la liberalización del mercado minorista y en donde los consumidores no encuentran alternativas económicamente válidas y procesos fiables para aventurarse a cambiar de comercializador, ni de que aparezcan nuevos agentes del lado de la oferta que le resulte atractivo competir y ganar cuota en un  mercado tan atractivo por su extensión.
Ante una situación como la anteriormente descripta, se imponen medidas que modifiquen de manera urgente las posiciones oferentes y demandantes para la consecución de una competencia real, que permita en primer lugar conseguir el objetivo para el que se creó la ley 54/97, liberalizar el mercado y, por otra parte, garantizar los derechos de los consumidores en baja tensión, tal como fija el denominado “tercer paquete legislativo” de la UE.

Una de la medida más contundente y que posibilitaría un cambio radical de la situación actual, sería la de promocionar el autoconsumo/balance neto con fuentes renovables y de cogeneración y aquí se centra y reside: La Prueba de Fuego para el Sistema Eléctrico, de no salir adelante la implantación de esta medida  que no tiene ningún impedimento técnico ni económico, a excepción de querer seguir manteniendo una barrera de entrada para nuevos agentes y tecnologías, compresible su defensa para las empresas incumbentes, se mandaría una señal al mercado de:
  • abandono de cualquier intento de conseguir abrir a la competencia el mercado minorista de baja tensión
  • abandono, así mismo, de la introducción en el sistema eléctrico de la energía distribuida y las micro redes.
Repasemos algunos de los puntos que caracterizan y avalan la implantación del autoconsumo con un contrato de: Balance Neto, son los siguientes:
  • La Administración debe corregir el nivel de precios de la energía eléctrica en el segmento residencial y pymes que es el más alto de Europa.
  • La Administración no debería aumentar más las tarifas de peaje para eliminar el déficit de tarifa en un mercado con los precios más altos de Europa
  • La Administración debería priorizar y potenciar el autoconsumo/balance neto como medida para romper barreras en el mercado minorista
  • El autoconsumo/balance neto, no debe nacer con hipotecas del pasado y que son necesarias reformar, se trata de potenciarlo.
  • El autoconsumo/balance neto, es una competencia al mercado actual, dominado el 98% por 5 empresas y sin competencia real.
  • El autoconsumo/balance neto, enarbola la bandera de reducción de la dependencia exterior/balanza comercial y crear empleo cualificado.
  • El autoconsumo/balance neto, enarbola la bandera de reducción de las emisiones de CO2 y crear empleo cualificado.
  • El sector Eléctrico en España ha llegado a una encrucijada: mercado liberalizado real o vuelta al regulado fuera de la UE.
  • El consumidor residencial, comercial y pymes en baja tensión tiene que conseguir sus derechos, entre ellos las de un mercado real.
  • La figura del consumidor/productor tiene un gran potencial de desarrollo en España por nuestras características climáticas.
  • España se incorpora tarde en el autoconsumo/balance neto, de gran éxito en otros países y con larga experiencia.
  • El desarrollo del autoconsumo/balance neto corrige situaciones regulatorias anteriores de difícil defensa técnica y económica.
  • Las empresas de Servicios Energéticos podrán realizar un importante papel en la implantación del autoconsumo/balance neto
  • Las empresas de Servicios Energéticos podrán representar los intereses de los consumidores en el autoconsumo/balance neto







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada