NUEVO

viernes, 11 de mayo de 2012

La Regionalización de los Derechos del CO2 un Modelo a seguir para el Sector Eléctrico

El pasado miércoles 9 de mayo, compareció en la Comisión para el Estudio del Cambio Climático,  el Ministro del Ramo. El tema estrella fue el cumplimiento de Kyoto y el tema asociado: los derechos de emisión y el mercado de CO2.


Se abre una nueva etapa a partir del 1 de enero del 2013 en el que se tendrán que asignar y subastar los nuevos derechos y en este contexto surgieron dos aspectos relevantes: el primero concerniente a los sectores difusos, residencial y comercial, que corren a cargo de la administración (770 M€/2011), el segundo fue que en la nueva etapa  se solicitó que  los derechos de emisión se territorializen, fue el término utilizado, es decir, se asignen por regiones.
El Ministro manifestó no tener ningún problema intelectual a que así se hiciese, es más indicó el gran interés, manifestando solamente la complejidad de implantarlo y controlarlo, comprometiéndose a crear una comisión de estudio, como es obvio ningún problema técnico con los medios actuales para conseguirse una descentralización de la gestión.
Sirva lo anterior para introducir, un aspecto de avance para una nueva regulación,  la modelización regional de nuestro sector eléctrico, a imagen de lo que se intentará hacer medioambientalmente. No hay que olvidar que, hoy por hoy, el mayor emisor de CO2 es la generación eléctrica y la mitigación va acompañada del desarrollo de las energías renovables y la generación distribuida y que ambas actividades tienen un claro contexto regional y local.
En cuanto a los sectores difusos que tienen un importante coste para la administración y que presumiblemente se incrementará linealmente con la subida del precio de la tonelada de CO2, aparece la posibilidad ya establecida en otros países de los certificados verdes, herramienta de gran utilidad para conseguir un mejor desarrollo del autoconsumo con balance neto. Los certificados verdes introducirían costes reales del sistema que permitirían una competencia más ajustada.
La visión de nuestra realidad eléctrica regional que nos la presenta una vez al año REE, en su informe final, traspasando los datos regionales al mismo esquema que los datos nacionales, es concluyente con lo indicado anteriormente, si se hiciese público más información con la misma desagregación regional, ayudaría a todos los agentes a incidir en una mejor eficiencia de nuestro viejo esquema eléctrico. Por ejemplo, en la información que facilita el operador del sistema, nada se indica de las capacidades de evacuación que tienen las diferentes regiones y, por lo tanto, de los sobrecostes del sistema por los sobredimensionamientos que ya se admiten públicamente en: generación, transporte y distribución.

Sirva el anterior esbozo para indicar que existen cambios reales para el sistema eléctrico que van más allá de la desaparición del déficit de tarifa mediante la subida de tarifas de peaje y la reducción de costes. Lo deseable sería poner al sistema eléctrico en la nueva senda que nos indica la Unión Europea y que tiene que implementarse por dar entrada a nuevos agentes que hagan del sistema eléctrico un importante yacimiento de empleo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario