NUEVO

viernes, 13 de abril de 2012

AUTOCONSUMO Y BALANCE NETO ALTERNATIVA AL “SWITCHING” ELECTRICO PARA LOS CONSUMIDORES RESIDENCIALES Y PYMES

Las Empresas de Servicios Energéticos deberían reclamar su vocación de servicio y, por lo tanto, su gran oportunidad de convertirse en unos nuevos “ofertantes”  del servicio  de energía eléctrica en el mercado minorista. Su actividad consistiría en aportar toda la cadena de valor de una instalación diseñada para funcionar en la modalidad de: autoconsumo y balance neto, que hiciera que desde el lado del consumidor figurase como una oferta más en el mercado minorista de electricidad.
De una primera lectura del Informe elaborado por la CNE titulado:
Nada indica a favor ni en contra, según mi criterio,  que se pudiera ofertar un servicio de tales características por un tercero, bien sea  un comercializador eléctrico, bien sean  Empresas Nuevas de Servicios Energéticos.
Con la visión anterior es más entendible la recomendación de la CNE al legislador:
Se considera imprescindible definir con mayor nitidez en una norma con rango de Ley las características de la nueva figura legal sujeto de esta modalidad de suministro-producción con balance neto, y especificar pormenorizadamente cuáles son sus derechos y obligaciones.
No tendría ningún sentido limitar la actividad empresarial a este servicio que competiría abiertamente en el mercado con los comercializadores eléctricos y con las empresas que ofertaran la instalación de este tipo de producciones eléctricas, el consumidor actual contaría, al menos, con tres tipos de posibles suministros:  el actual, el suyo propio bajo la modalidad de autoconsumo y balance neto y, por último, el que facilitarían las Empresas de Servicios Energéticos, por cierto, con una amplia competencia entre ellas, al poder incorporar múltiples modalidades de servicio.
No se puede hacer abstracción de la situación del mercado minorista eléctrico, al cual no ha llegado la liberalización del mercado ni tiene visos de llegar, lo anteriormente indicado abre la vía de conseguirse, si realmente se persigue tal objetivo.
La visión de solo considerar la paridad de red para este tipo de instalaciones se queda corta, según mi criterio, ya que la incorporación al ámbito de una empresa de servicios energéticos abre una ventana con múltiples posibilidades y, sin duda, de mayor eficiencia para una gran mayoría de consumidores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada