NUEVO

lunes, 16 de abril de 2012

AUTOCONSUMO, BALANCE NETO, ENERGIAS RENOVABLES Y EMPRESAS DE SERVICIOS ENERGETICOS. ESE(s)

La semana pasada se dio a conocer el informe preceptivo de la CNE acerca del RD sobre el nuevo tipo de contrato denominado Balance Neto, que completa al anterior decreto   1699/2011, por el que se regula  la conexión a la red de instalaciones de producción de pequeña potencia.
En primer lugar señalar la declaración de principios que realiza la propia CNE, cuando dice:
La Comisión valora positivamente el planteamiento del autoconsumo que podría desarrollarse con la nueva modalidad de suministro-producción con balance neto, porque desarrolla la producción distribuida y permite el cumplimiento eficiente de los objetivos energéticos y medioambientales comprometidos.
En segundo lugar y en relación con lo anterior, indicar que el alcance la las tecnologías involucradas, evidentemente no sólo es la fotovoltaica/renovables, ya que  participarán todas aquellas que están incluidas en lo que se ha denominado: microgeneración, es decir, a todas las que sin  ser renovables puedan competir económicamente con los suministros actuales por su mayor eficiencia y que igualmente cumplen con los objetivos señalados por la CNE.
Al igual que el alcance por tecnologías se amplia, también lo hacen las empresas que se deberán involucrar en estos nuevos servicios y, entre ellas, se encuentran todas las incluidas bajo la denominación: ESE(s) Empresas de Servicios Energéticos. Con relación, al punto anterior, hay que constatar que el Informe:
Dos hechos, el primero la ausencia de las tres asociaciones de ESE(s) existentes: a3e; Anese y Ami; en las alegaciones presentadas ante la CNE al borrador del RD (balance neto), en cualquier caso, si muestra un comentario la CNE correspondiente a la presentada por un agente, indicando lo siguiente:

Por otra parte otro agente señala que sería interesante que se previera la posibilidad de que las empresas de servicios energéticos participaran en esta modalidad de suministro de balance neto actuando en nombre del cliente final.

El segundo hecho, es la falta de  concreción del papel que deberían y podrían realizar este tipo de empresas, dejando un amplio margen de actuación, al no estar contemplada la nueva figura legal del consumidor/productor con balance neto y, por lo tanto, no estar definido cuáles son sus derechos y obligaciones.
Se abre la posibilidad que de recogerse por la Administración la indicación de la CNE, concerniente a desarrollar en una norma con rango de ley la nueva figura legal sujeto  de esta modalidad de suministro/productor; se concretaría la posición que deberían adoptar las ESE(s) ante este nuevo mercado afín a sus actividades y muy conectado con el ámbito local que es dónde debería desarrollarse con mayor intensidad.
Por último, causa extrañeza, que la CNE no vincule esta nueva modalidad de suministro con la situación del mercado minorista de electricidad, siendo una de sus funciones principales la defensa de los consumidores, y, por lo tanto, el hecho de que impulsando esta modalidad de instalación y contratación con la participación de las ESE(s) pueden jugar un papel muy importante en la consecución del objetivo de conseguir una competencia real en ese segmento de mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada