NUEVO

miércoles, 21 de marzo de 2012

UNESA DEBERIA REPLANTEARSE SU FUTURO EN EL SECTOR ELECTRICO

Hay suficientes considerandos para que UNESA  se replantee su futuro en el sector eléctrico, los últimos acontecimientos y noticias que han transcendido así lo aconsejan, pero, quizás, el punto de inflexión con relación a su estatus anterior, se manifiesta por la posición en contra que día a día aparece en las redes sociales, bien por los consumidores, bien por los nuevos agentes, bien por los profesionales, las críticas arrecian y todo indica que irán creciendo con mayor intensidad en la medida que se haga transparente el pasado reciente y la administración adopte medidas que no sean equilibradas para el desarrollo del sector eléctrico y energético.

Que UNESA, en representación de sus asociadas,  negoció a puerta cerrada con la administración es una sospecha de siempre en el sector, pero nunca se le dio transparencia, ni se reconoció tal realidad, cuestión que ahora se admite públicamente y, es más, se denuncia el incumplimiento de tal acuerdo por parte de la Patronal Eléctrica, en concreto, así es, en relación con el acuerdo para hacer cargo del Bono Social, como contrapartida a los ingresos indebidos por el CO2, estamos hablando de cifras muy respetables, en este caso de unos ingresos indebidos de 1.800 millones de euros, contra una costes entre 200/300 millones de euros anuales.
Que UNESA, viene sistemáticamente denunciando ante los tribunales las decisiones que no son convenientes a sus intereses y sus bufetes lo consideran recurribles, es una realidad ya no sostenible por ninguna administración, véase el “follón” que tenemos montados en este momento en vísperas de las nuevas tarifas para el segundo trimestre y las resoluciones del tribunal supremo, no es de recibo para ninguna administración que quiera tener una imagen de independencia el ataque que ha recibido de las eléctricas.
Que UNESA, en la legislatura pasada obtuvo unos reconocimientos económicos a costa de los denominados pagos por capacidad, a costa de no reducir el déficit de tarifa, incrementando bárbaramente las tarifas, no haciéndose de forma transparente en convivencia con la administración anterior y en contra de las recomendaciones del regulador CNE que deberán tener un alto coste para sus asociadas y máxime en la situación que atravesamos de crisis en este país.
Que UNESA, se ha enrocado, en relación con la prioridad que estableció esta Administración, el denominado déficit de tarifa, es una realidad en las declaraciones, nada afortunadas, del Presidente de la Patronal, Eduardo Montes, que rechazó de plano la posición que ha mantenido el Ministro desde su nombramiento, al cifrar la solución entre tres partes, quizás el propio Presidente de la Patronal no conozca todos los entresijos de este asunto, pero lo que si conoce es el brutal beneficio que ha supuesto, hasta ahora, para sus asociadas a costa de los consumidores.
Que UNESA, ya no representa un lobby “nacional” es más ni siquiera central, tres de sus asociados tienen sus cuarteles generales fuera de nuestras fronteras y dos de ellos tienen sus cuarteles en dos de las regiones más importantes de nuestro país y, además, manifiestan una supremacía de sus intereses fuera de España.
Que UNESA, representa por antonomasia, la integración vertical empresarial de tres de las cuatro actividades en las que se divide el sector eléctrico: Generación, Transporte, Distribución y Comercialización, y la que queda independiente debería hacerse transparente su relación con sus dos extremos: generación y distribución, hay suficientes indicios para que no sea necesaria la propiedad para ejercer la suficiente presión a favor de unos intereses particulares.
Por último, parece que UNESA, está siendo ninguneada en la actual etapa de reforma y, además, ha sido advertida de su injerencia en el sector por los máximos órganos administrativos. La posición defendida de subida a ultranza de las tarifas y postergación de las tecnologías solares, es posiblemente la gota que ha colmado el vaso de una asociación que no contribuye  al  desarrollo energético de un país que viene demostrando su capacidad para desarrollarse e innovar en este sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario