NUEVO

lunes, 27 de febrero de 2012

ANALISIS DE FIN DE SEMANA DEL SECTOR ELECTRICO




Las cuentas pendientes de la energía Economía  EL PAÍS

Hay una tendencia a la hora de hacer análisis de situación sectoriales o puntuales de temas concretos a no utilizar o referenciar los documentos o planes que cimentan esos sectores o temas, desde luego cuando los hay, es el caso del extenso artículo publicado este fin de semana, que es acompañado por otro de menos extensión pero de mayor calado para nuestro sector, me refiero al escrito por Javier García Breva
En el caso que nos ocupa, así es, existen potentes documentos para el sector energético que lo articulan, lo documentan y en la mayoría de los casos dan respuesta a las directivas europeas o a los compromisos contraídos en ese marco.
Y, todo ese cimiento de nuestro sector energético, es válido aún en el caso de discrepancia en ciertos puntos o en sus planteamientos generales, ya que al menos los datos objetivos que en esto de la energía son muchos, como en los compromisos europeos son inalterables.
Por lo tanto, documentos como:
  1. PANER 2011-2020
  2. PER 2011-2020
  3. PAEE 2011-2020
  4. PLANIFICACION INDICATIVA
  5. LEY ECONOMIA SOSTENIBLE
  6. INFORME DE LA SUBCOMISION DE LA ENERGIA
  7. INFORMES CNE Y OTROS
  8. DOCUMENTOS EUROPEOS
Deben ser referenciados, mencionados y fuente de datos válidos y no sesgedos para un deseable debate de nuestros sector energético.

El Déficit de Tarifa es un importante problema de nuestro sector eléctrico, qué duda cabe, pero es simplemente un problema regulatorio que tiene su solución en una nueva regulación de un sector energético. No es posible entender y analizar cualquier tema de alcance sin la consideración y el tratamiento sistémico, tal como se contempla en la mayoría de los documentos referenciados y en otros.
El que hay intereses encontrados en España, en relación con la generación eléctrica, es un hecho, al igual que se han incrementado el número de agentes, lo que enriquece a nuestro sector y dificulta encontrar equilibrios energéticos. No hay discrepancias estratégicas con Europa, al menos públicas, y, por lo tanto, la estrategia de mínimos 20-20-20 marca todo el desarrollo de nuestro país, y recalcando que son unos objetivos de  mínimos, dentro de los entornos enunciados es dónde posiblemente se encuentra la mejor respuesta a la evolución emprendida en nuestro sector eléctrico y por tanto energético.
El Ministro de Energía ha indicado reiteradamente, en relación con el déficit de tarifa, cual es una de las premisas sobre las que está trabajando su equipo. La deuda del sistema eléctrico se pagará entre tres partes: administración, eléctricas y consumidores. El cambio es total con la situación precedente, FADE, fondo de amortización del déficit, establecía únicamente un pagador durante los quince años de amortización, eran los consumidores de energía eléctrica durante ese periodo. Según lo anterior, falta conocer un dato, en qué cuantía se produce el reparto, porque el resto será simplemente un procedimiento técnico de cómo llevarlo a cabo, trabajo que sin duda realizaran a la perfección los abogados del Estado, sin embargo, no percibo que lo anterior sea asumido con esta claridad por los diferentes medios y mucho menos por los nuevos agentes que harán frente a la amortización de la deuda, es decir, la empresas eléctricas de Unesa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada