NUEVO

martes, 10 de enero de 2012

LIBRES PARA ELEGIR, LIBRES PARA CAMBIAR, LIBRES PARA ANALIZAR

Al reciente artículo del Presidente de la Fundación Renovables, Javier Breva, titulado Libres paraelegir, Libres para cambiar, me gustaría aportar un tercer grado de libertad: libres para analizar.
Que en la actualidad en nuestro sistema eléctrico hay un desequilibrio a favor del núcleo UNESA y en contra de los consumidores es una realidad objetiva, los consumidores, hoy por hoy, asumen: el déficit de tarifa, los sobrecostes del sistemas de cualquier tipo: primas, beneficios caídos del cielo, intereses del déficit, transporte, insulares y ciudades autonómicas, pero además de todo lo anterior asume los costes de un mercado imperfecto en el que su derecho a elegir quien le proporciona los servicios que requiere y a qué precio se encuentra muy lejos de un nivel aceptable para la sociedad civil.
Los consumidores si gozan de un servicio eficaz, en la medida que es universal, público, protegido mediante el bono social y de una calidad aceptable.
El sistema eléctrico en su conjunto está muy sobredimensionado, ha experimentado un cambio muy importante en su mix de generación en los últimos diez años y, posiblemente, se encuentra entre dos aguas: la de un sistema regulado y la de un mercado liberalizado. En los últimos años ha adquirido otras cualidad, no menores, tal que es la composición accionarial de sus cinco principales compañías, con una presencia dominante de capital exterior y una lucha accionarial en toda regla en los tribunales de justicia, hay que señalar también el fuerte endeudamiento del sector y la convergencia con el sector del gas, al constituirse la principal empresa gasista  en la tercera sociedad del sector eléctrico y, todo lo anterior, tiene su importancia a la hora de la toma de decisiones que afectan a toda la sociedad civil.
La  entrada en el mix de generación de las fuentes renovables, de la proyección de las  mismas en el año 2020 y de las incertidumbres: medio ambientales, de consumo y de precios del gas, hacen que en la actualidad los riesgos de las empresas tradicionales se hayan disparado y, por otra parte,  el de las nuevas entrantes estén en una situación jurídica irregular.
Buscar en este escenario un equilibrio de intereses se hace harto difícil, la etapa administrativa recientemente cerrada es un claro ejemplo, no solo no se consigue un equilibrio sino que se consigue incrementar el desequilibrio existente, al intentar contentar a todos sin la base de una estrategia definida.
Me llamó poderosamente la atención, ayer,  el titular de un periódico económico que lo llevaba a este punto: “Al mercado eléctrico le sale un nuevo reformador”, quizás este titular refleje la dificultad que tiene esta sociedad civil de buscar posiciones de equilibrio que le permitan avanzar, hay que destacar que el titular se ha lanzado por un medio que no se le puede catalogar precisamente de conservador.
El autoconsumo, uno de los pilares que algunos consideramos básico en la transformación del sistema actual, necesita también de un equilibrio con el sistema existente, no es posible sin el apoyo de éste y, por lo tanto, hay que fijar nuevos equilibrios que lo hagan posible. Es curioso que un sistema que tiene como principal característica su incapacidad de almacenaje, vaya hacer esta función en el nuevo suministro  con balance neto. Aquí es donde quería llegar y decir al Presidente de la Fundación Renovables, para que se implante y funcione el autoconsumo se tiene que apoyar en el sistema actual y sin él tendría una expectativas muy escasas y, por lo tanto, Libres para elegir, libres para cambiar, sin ninguna duda, siempre, pero dentro de un sistema que lo haga posible. Nos jugamos mucho con el autoconsumo para cometer los mismos errores anteriores que de considerarnos los primeros de la clase, y vamos camino de cambiar a una clase de menor grado, porque nos suspenden. Tengamos el autoconsumo, antes de tres meses, tal como marca la ley actual y tengamos también unas compañías para contratar el suministro con balance neto y si la ley no es equilibrada, denunciémoslo, esto funciona así, pero, por favor, tengamos la ley.

1 comentario:

  1. Hola Javier,
    completamente de acuerdo, no es posible trabajar en estos momentos, cuando en realidad si hay usuarios potenciales, se estan haciendo presupuestos, pero nadie quiere invertir en baterías si está a punto de salir un rd para balance neto...
    un saludo

    ResponderEliminar