NUEVO

jueves, 19 de enero de 2012

EL MINISTERIO ESTUDIA UNA MORATORIA TOTAL PARA LAS RENOVABLES







Decir, se puede decir cualquier cosa, que lo diga  un Ministro del Gobierno de España, también puede ocurrir, pero no es aconsejable para la necesaria tranquilidad de los que vivimos aquí. Reclamemos el rigor que es deseable en un  país serio como es el nuestro.

Es impensable, es irrealizable y es ilógico pensar que algún profesional del algún ministerio pueda realizar un estudio/informe sobre la posibilidad de una moratoria en la implantación de todas las tecnologías  renovables, otra cosa es que desde Unesa y sus asociadas se haya pedido una moratoria, creo recordar que de tres años, en las tecnologías solares, sustituyendo éstas por tecnologías más maduras, como es la eólica terrestre, hay que recalcar que la moratoria pedida por estas empresas fue parcial y sustituyéndolas por otras fuentes también renovables, son agentes de primer nivel del sector y saben muy bien lo que se traen entre manos.

Parece ser que pasamos de la posición del anterior ministro: "un traje demasiado grande" a la del actual ministro: "esperemos a que engorde el portador del traje" que en esta analogía sería que creciese la punta de la demanda.

Cuando Unesa propone una moratoria solar, no lo hace desde una posición de dimensionamiento del sector eléctrico, lo hace desde la vertiente de sobrecostes para el sistema de esas tecnologías y , por lo tanto, de su incidencia negativa para anular definitivamente el déficit de tarifa, bien es verdad que por debajo puede haber otras razones que no se manifiestan públicamente.

La incertidumbre por la que atraviesa el sector energético español, después de la gestión de la última administración, es crítica y si le añadimos la situación económica por la que hemos  atravesado y si le añadimos que empezamos un año en el que vamos a convivir con una recesión, constatar que desde el ministerio de industria y energía se cuestionan paralizar algunas de las inversiones energéticas previstas, aunque sean de renovables, es cuanto menos sorprendente en la situación de desempleo por la que atravesamos.

España, al igual que va a cumplir sus compromisos económicos con Bruselas, también tendrá que cumplir sus compromisos energéticos y en ese caso las fuentes renovables están en buen recaudo, se diga lo que se diga al comienzo de la gestión de una nueva administración y, por consiguiente, aunque sienten muy mal las declaraciones, no hay que darles ningún valor, otra cosa es pensar en la que se nos puede venir encima, otra vez más.



1 comentario:

  1. http://luisletosa.blogspot.com/2011/12/que-dificil-es-demostrar-lo-obvio.html
    Que dificil es demostrar lo obvio!

    ResponderEliminar