NUEVO

martes, 15 de noviembre de 2011

PRIMA EQUIVALENTE EN EL PERIODO 2011/2020 DE LAS ENERGIAS RENOVABLES. SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA ELECTRICO.PER 2011/2020

El reciente aprobado PER 2011/2020 justifica, en uno de sus apartados, la sostenibilidad económica del sector eléctrico según los diferentes escenarios previstos. De las variables de evolución estudiadas se encuentra la de  la prima equivalente que por su transcendencia económica en la justificación de la penetración de las diferentes tecnologías, es conveniente conocer la defensa que hace de la misma el citado PER 2011/2020, máxime dado el ataque que están siendo objeto su viabilidad económica por la patronal Unesa y sus cinco empresas asociadas.
Los puntos sobresalientes que figuran en el PER 2011/2020 sobre la evolución prevista para la prima equivalente en la tarifa de acceso del sistema eléctrico, son las siguientes:
Los compromisos ya adquiridos a día de hoy (julio 2011) van a suponer un 76% de la prima equivalente de la generación de electricidad con energías renovables que se producirá en 2020. Los compromisos futuros, que van a representar más de la mitad de la energía generada con energías renovables en 2020, sólo van a representar un sobrecoste de unos 1.500 M€, que representan un 3% de los costes totales del sistema para ese año (unos 49.500 M€).
Un buen número de energías renovables presentan una competitividad positiva frente a un ciclo combinado de gas natural, teniendo en cuenta los costes totales de esta tecnología.
Los mecanismos de cooperación previstos en la Directiva de energías renovables también pueden contribuir significativamente a la reducción de los costes.
En el entorno del año 2020, la componente principal del precio de la electricidad va a ser el coste de la energía, que va a representar un 57,2% de los costes totales del sistema. Los costes de acceso van a reducir su peso del 59% del año 2010 a un 42,8% en 2020.
En el año 2020 la prima equivalente va a representar tan sólo el 13,2% de los costes totales del sistema.
En el escenario considerado, el precio de la electricidad se estima que experimente un incremento medio en el período 2010-2020 del 2,6%. La prima equivalente a las energías renovables reduce su participación en la composición de los costes totales del sistema por unidad energética, de manera que los haría disminuir ligeramente. Este incremento del precio de la electricidad se debe exclusivamente al incremento del 2,9% anual de los costes de energía (mercado diario, intercambios, pagos por capacidad, servicios complementarios), que se ve compensado parcialmente por la reducción de los demás costes de acceso.
El análisis muestra una gran sensibilidad al precio del pool. En el escenario Ácido Alto, que se considera más probable que el escenario Ácido Bajo, la prima equivalente de las energías renovables podría de unos 4.938 M€, un 5,7% inferior al valor de 2010. Además, el impacto de la prima equivalente sobre los costes totales del sector eléctrico se podría reducir hasta el 9%.
En el gráfico siguiente se puede observar la evolución del peso de la prima equivalente de las energías renovables, respecto a los costes totales del sistema eléctrico:

En el gráfico siguiente se puede observar el valor absoluto de la prima equivalente del conjunto de las energías renovables en los distintos escenarios:

En el gráfico siguiente se puede observar la evolución de los costes totales medios del sector eléctrico en los distintos escenarios considerados:

En el gráfico siguiente se puede observar los escenarios de precios del mercado eléctrico diario en el periodo 2010-2030:


Ante los datos anteriores facilitados oficialmente por el MITYC y elaborados por sus técnicos, llama la atención que la patronal Unesa, conocida por la minuciosidad de los documentos que elaboraba en la etapa anterior, justifique su posición actual en contra de las tecnologías solares con una argumentación tan burda como la que hemos conocido por la prensa de su actual presidente:
“En 2010, la demanda de energía eléctrica en España fue de 295 TWh. De ellos, 204 TWh los produjeron las instalaciones tradicionales que percibieron, a través de las factura eléctrica que pagan los consumidores, 10.088 millones, incluida la retribución por capacidad, mientras que las renovables con una producción de 91 TWh cobraron 10.133 millones. Es decir, las renovables, que sólo produjeron el 30%, se quedaron con el 50% de los ingresos.”

La anterior argumentación fue contestada en:Unesa (1) y los ataques reiteradas de Unesa y asociadas sobre las tecnologías solares en: Unesa (2)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada