NUEVO

martes, 22 de noviembre de 2011

LA BATALLA DE IBERDROLA Y UNESA ANTES DEL 20N Y SUS CONSECUENCIAS

No hay duda que ante la petición persistente y nada habitual en empresas de primer nivel, de una moratoria para la tecnología solar realizada en un momento tampoco habitual como es el de elecciones, tuvo, al menos, una respuesta exitosa desde la administración saliente que se concretó en dos decretos:

  • ORDEN ITC/3127/2011, de 17 de noviembre, por la que se regula el servicio de disponibilidad de potencia de los pagos por capacidad
  • Real Decreto que regula las condiciones administrativas y técnicas básicas para la conexión de las instalaciones de fuentes renovables y de cogeneración de pequeña potencia. (No publicado todavía)
La primera Orden, es una gran éxito económico para las eléctricas ya que se le reconoce a ciertas tecnologías, especialmente a los ciclos combinados, su función de respaldo al régimen especial, fundamentalmente a las renovables, que conlleva un nuevo coste para el sistema, el éxito es doble al ser aprobado con la total oposición de la CNE.

El segundo Real Decreto, no publicado al día de hoy, que debería constituirse en uno de los pilares más sólido para el inicio del desarrollo de la figura del consumidor/productor, y, por lo tanto, de la energía distribuida y de un gran número de nuevos servicios energéticos, posiblemente es una cortina de humo al no regularse el denominado balance neto o net metering, ya que posiblemente hasta que no se conozca la forma de medición no será posible su aplicación.

La batalla de Iberdrola con el apoyo de Unesa no tenía únicamente esto objetivos, mi opinión es que es una batalla que tiene varios escenarios y que se desarrolla en tiempos diferentes, intentemos poner nombre a algunos de estos escenarios:

  1. Pagos por Capacidad (CNE)
  2. Autoconsumo (net metering)
  3. Tarifas del 1º trimestre 2012 (déficit de tarifas)
  4. Almacenamiento (bombeo y centrales termoeléctricas hibridadas )
Posiblemente puede haber planteado más escenarios que iremos descubriendo, los dos primeros ya han sido comentados, el tercero, ya es bien conocido en qué términos se ha planteado anteriormente y su desarrollo estará a expensas de la capacidad del próximo gobierno de abordarlo desde una nueva estrategia energética en el sector eléctrico.

Por último, el almacenamiento viene desempeñando un papel importante en el equilibrio del sistema eléctrico, como es bien sabido mediante las centrales de bombeo se consigue no tener que realizar vertidos de energía eólica en las horas valle, en noches con alta potencia disponible, normalmente por encima del 45/50% de la potencia eólica instalada. Este apoyo al sistema eléctrico tiene una alta recompensa económica, posiblemente su rentabilidad es superior a la de las centrales nucleares e hidráulica y no es objeto de reconsideración ni es cuestionada y, hoy por hoy, no tiene alternativa y su necesidad es reclamada por todo el sistema eléctrico.

La posición que adopta Iberdrola con el apoyo de Unesa, en contra de la tecnología termoeléctrica, llegando a dar pelos y señales de las debilidades de ésta tecnología, no fue acompañada de una de sus grandes fortalezas que es la de almacenar y su posibilidad de ser hibridas y, aunque no se diga, no hay mejor alternativa energética para la parte híbrida que comprar a un precio muy bajo y ayudar al equilibrio del sistema, a imagen y semejanza de lo que sucede con el bombeo. Mi opinión es que para Iberdrola y su estrategia hidráulica, es una competencia no deseada y que es necesario evitar o, al menos, retrasar, no hay que olvidar las inversiones hidráulicas que realiza en Portugal Iberdrola y la energía reclamada por esas centrales de bombeo son consideradas como exportación, con lo que se disfraza su función de almacenamiento y su rentabilidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada