NUEVO

jueves, 29 de septiembre de 2011

UNESA Y EL CALIFICATIVO DE “IRRACIONAL” UTILIZADO POR EDUARDO MONTES SU PRESIDENTE


UNESA, a través de su Presidente, califica de “irracional” la congelación del recibo de la luz y añade: la decisión del Gobierno de congelar la luz mediante una bajada de los peajes de acceso es una "barbaridad" y una "tergiversación de la realidad a los consumidores" y advirtió de que, si la medida provoca un déficit de tarifa superior al tope legal fijado, la asociación la recurrirá ante los tribunales y su resumen de prensa indica: El sector eléctrico se prepara para recurrir ante el Tribunal Supremo la decisión del Ministerio de Industria de bajar en octubre los peajes de acceso de la luz para compensar el encarecimiento de la energía y provocar la congelación de la tarifa.

Que el actual Presidente de UNESA, califique un acto del gobierno de irracional no es un hecho menor, ni tampoco amenazar con acudir a los tribunales y se lo debe de valorar como un hecho singular y analizar a que se debe que una persona educada en un buen colegio y ya mayor se comporte tan inadecuadamente.

Mal tiene que estar la Asociación y sus cinco integrantes que como todo el mundo conoce en el sector, tienen la ubicación de sus sedes en: País Vasco, Italia, Cataluña, Portugal y Alemania; para proferir tamaños calificativos y tamañas amenazas de acudir ante los tribunales y a nadie se nos pasa por la cabeza el pensar que la causa de tan anómala situación por la que atraviesan las empresas y su asociación sea simplemente un problema de comunicación, motivado por la imposibilidad de su Presidente de hablar cada uno de los idiomas utilizados en las sedes de los asociados, son otros los problemas y empiezan a conocerse y verse.

UNESA está acostumbrada a que las decisiones que toma la administración concernientes a su sector, tanto cuando estaba regulado como en la situación actual, le han sido muy favorables para sus intereses y siempre ocupaban una posición de predominio ante los consumidores y la legislación era y es altamente beneficiosa para sus intereses y, por lo tanto, desde esa posición y desde esa legislación solo hay un calificativo posible a no hacer lo que es más correcto para sus intereses, el de: “irracional”

Esto me recuerda a cuando se decía: “todo está atado y bien atado” y luego tuvimos la suerte de que no era así, algo parecido, salvando las distancias, tiene que pasar en el sector eléctrico. UNESA y sus cinco empresas que la constituyen van a vivir una nueva etapa que no queda más remedio que sea una ruptura con la etapa actual y en la cual el predominio del sector lo conseguirán los usuarios, es aconsejable que UNESA organice cursos de formación para adaptarse al nuevo futuro, ya que de otra forma van a convivir en la total irracionalidad, lo que no es aconsejable.

La administración saliente y la posiblemente entrante están totalmente de acuerdo en este caso, si consiguen seguir de acuerdo después de las elecciones nos encontraremos más cerca de la ruptura y de conseguir una racionalidad válida para todos los agentes del sector, incluyendo a los consumidores, los tiempos mandan y la racionalidad de la mayoría se impondrá, independientemente del idioma en que se hable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario