NUEVO

jueves, 8 de septiembre de 2011

UNA GRAN OPORTUNIDAD PARA EL SECTOR ENERGETICO ESPAÑOL


La situación en el sector energético español la podemos describir como de compás de espera, salvo para la toma de un nuevo poder en Repsol que llena todo el hueco telemático que tiene en estos momentos y eso debería cambiar drásticamente con el objeto de no perder una gran oportunidad de debate y conocimiento por parte de la sociedad de hacia donde se encamina el sector energético español, pilotado estratégicamente por una parte por la UE y administrado en muchos casos desde los poderes regionales y locales de los diferentes países de la UE.

El sector energético visto desde sus fuentes primarias: carbón, petróleo, gas, fuentes renovables y nuclear, pasando por las energías transformadas: electricidad, combustibles y vista por último desde el uso final de la energía: gestión de la energía, servicios energéticos y ahorro y eficiencia energética, son materias que necesitan un amplio debate en la sociedad civil  y además se necesita conocer cuáles son las propuestas y planes en el que se sustentan las diferentes fuerzas políticas ante las eminente convocatoria electoral.

La situación es óptima, ya que disponemos de todo un amplia documentación, sacada del horno con motivo de las vacaciones, y sin que haya sido constatada y debatida por los diferentes agentes del sistema, entre otros están: PER 2011-2020; PAEE 2011-2020; Planificación Indicativa 2011-2020 y el documento político básico: INFORME DE LA SUBCOMISIÓN DE ANÁLISIS DE LA ESTRATEGIA ENERGÉTICA ESPAÑOLA PARA LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS.

Por otra parte nos encontramos con leyes en tramitación tan importantes como:

Proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico para adaptarla a lo dispuesto en la Directiva 2009/72/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y por la que se deroga la Directiva 2003/54/CE.

Proyecto de Ley por la que se modifica la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del Sector de Hidrocarburos, para adaptarla a lo dispuesto en la Directiva 2009/73/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior de gas natural y por la que se deroga la Directiva 2003/55/CE.

Los dos anteriores Proyectos de Ley afectan a dos de los pilares del sector del actual sector energético.

Han sido anunciado otras normas y son conocidas, algunas de ellas en fase de borrador, la ley sobre: Ahorro, Eficiencia Energética y Energías Renovables, posiblemente otro de los pilares de nuestro sistema y la gran esperada, fundamentalmente por los nuevos agentes entrantes: Proyecto de Real Decreto por el que se regula la conexión a red de instalaciones de producción de energía eléctrica de pequeña potencia.

Toda esta ebullición documental se ve ampliada con un nuevo Consejo en la CNE y estrenando nuevas atribuciones y responsabilidades que sin duda le conducirán a una posición de independencia total con los agentes tradicionales del sector.

Algunos Fundaciones, de reconocido prestigio, han elaborado extensos informes del sector que complementa la documentación anterior y abre el debate a posturas diferentes a las de: nucleares sí o no.

La energía deberá ocupar su espacio en la sociedad y en los medios durante los próximos meses, la sociedad española necesita conocer la futura realidad energética y conseguir, desde ese conocimiento, que se convierta el sector en un importante tractor económico y por consiguiente en una fuente de creación de empleo de alto valor añadido.

En los últimos años se han incorporado al sector nuevos agentes y otros luchan por conseguir un sitio y lo que es más importante, un entorno en el que puedan realizar sus pretensiones, la relación de fuerzas entre estos últimos y los grandes agentes existentes es incomparable, espero de esperar que esta oportunidad, de no perderse, posibilite un nuevo equilibrio en este sector tan importante para el desarrollo de prácticamente el resto de los sectores del país.
 Hagamos posible entre todos los interesados que el tema energético no pase de hurtadillas y sea sustituido por temas de dudosa legitimidad social, esta es mi contribución y mi compromiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada