NUEVO

miércoles, 10 de agosto de 2011

EL IDAE Y LA DESAGREGACION DE LA INFORMACION



La experiencia en la gestión enseña la dificultad creciente en el control de los datos según el nivel de desagregación y según el intervalo de tiempo considerado. Cuanta mayor desagregación más dificultad y cuanto menos intervalo más dificultad. En las organizaciones más avanzadas se opta por esquemas matriciales en los que se opta por diferentes caminos de desagregación que deben ser coincidentes en cada una de las celdas de la matriz. A mayor complejidad mayor coste de control y por lo tanto cada organización opta por la más conveniente a sus intereses y sus posibilidades.

El IDAE como máximo responsable nacional en los ámbitos de: ahorro y eficiencia energética y energías renovables, debería establecer una desagregación de la información que facilita y utiliza en los Planes que elabora que fuera útil, no solo para cumplir con los compromisos con la UE, sino también y más importante, con los compromisos hacia los agentes y los consumidores del país.

Los recientes Planes publicados: PAEE 2011-20120 Y PER 2011-2020 adolecen, según mi criterio, de una desagregación uniforme y útil para los diferentes segmentos de mercado a la que debería ir dirigida, sin explicitar un esquema general de posible desagregación, si indicar dos aspectos de especial importancia, como son:

 DESAGREGACION REGIONAL

DESAGREGACION POR: EDIFICACION

DESAGREGACION REGIONAL

Únicamente indicar que no existe este tipo de desagregación de la información, lo que indica una debilidad muy importante de nuestra capacidad de conocimiento o de integración de las realidades regionales y locales.

Las responsabilidades administrativas tanto del ahorro y la eficiencia energética recaen en las unidades regionales que poseen órganos a imagen y semejanza del IDAE en cada uno de los diecisiete territorios en que se divide el Estado Español.

DESAGREGACION POR EDIFICACION

En éste caso se ha optado por considerar una unidad diferente a la indicada, parece que se quiere utilizar el edificio como unidad de referencia y sin embargo se aporta una información más desagregada y no se comunica la inicialmente indicada.

En PAEE no se encontrará ningún dato, a excepción del general, relacionado con los edificios y si otros de mayor agregación como puede ser: consumo de ACS por habitante, consumo de calefacción por vivienda o de iluminación, nº de viviendas que no de dificios….

Hay que recordar la prioridad que tiene el sector edificación en los planes europeos y como se viene impulsando tanto el etiquetado como el diseño como las actuaciones de prestaciones de servicios energéticos en el marco del edificio.

La estrategia de eficiencia energética en la edificación pasa por conseguir los edificios de consumo “casi nulo” en el año 2020, utilizar esta desagregación y sus datos asociados sería de gran utilidad y hasta ayudaría al necesario desarrollo de las empresas y los servicios energéticos con la creación de empleo consiguiente.

La desagregación y su utilización por los agentes implicados no es tarea fácil pero su consecución reporta un valor importante para todos los sectores implicados que en el caso de la energía prácticamente son todos.

Pensar que las medidas que se adoptan en edificación deban ser uniformes en todo el territorio nacional, es al menos tan simple, como el considerar uniforme la temperatura en todo el territorio.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada