NUEVO

viernes, 10 de junio de 2011

PER 2011-2020: EMPLEO Y EMPRESAS DE ENERGIAS RENOVABLES


El aspecto cualitativo de mayor impacto del nuevo PER 2011-2020 es sin duda el correspondiente al denominado empleo “verde” así como al necesario desarrollo empresarial del sector de renovables y sus posibles y deseables diversificaciones, dada la situación económica que atraviesa nuestro país.

Por ahondar más en la importancia de conocer la evolución que tendrá el capital humano en  este sector de actividad, hay que recordar que es considerado como uno de los futuros motores de nuestra economía.

El borrador del resumen del PER 2011-2012 aborda en su apartado séptimo: Balance socioeconómico de los objetivos del Plan, el punto correspondiente a la generación de empleo y dice textualmente:

“En lo referente a la generación de empleo, puede estimarse de forma conservadora que el volumen de empleo directo ligado a las energías renovables en España es superior a los 70.000 puestos de trabajo, de los que cerca del 40% estarían ligados a la fabricación de equipos. El empleo indirecto relacionado con las energías renovables en el año 2010 se evalúa en unas 45.000 puestos de trabajo.

Se trata, en líneas generales, de empleos de calidad, cualificados y bajo modalidad de contratación indefinida mayoritariamente. Las previsiones de empleo para 2020 son de 200.000 personas aproximadamente, lo que representa un crecimiento respecto al empleo en 2010 del 83%.

El mayor aumento relativo se da en la fase de operación y mantenimiento, pues la potencia total acumulada en el año 2020 estará en torno al 90 %; mientras que en la fase de fabricación e instalación el empleo experimentará un crecimiento relativo menor, pues la instalación anual se mantiene más o menos constante. Por tecnologías, será el sector fotovoltaico (37 %), solar térmico (22 %) y eólico (23,5 %) los que generarán mayor cantidad de puestos de trabajo.”

El esfuerzo intelectual que el IDAE y sus expertos dedican al tema de mayor preocupación para la sociedad en la actualidad es francamente desmoralizante, la desconexión entre la realidad social y la realidad de la administración es, al menos, preocupante. Nada se indica sobre el entramado actual empresarial y su previsible evolución y los apoyos que las administraciones dispondrán para su desarrollo e implantación y por lo tanto hay que deducir que serán nulos y se seguirá en la línea de apoyar proyectos que tan escasos resultados ha dado hasta ahora.

El PANER 2011-2020, aborda igualmente el aspecto del empleo y dice:

El estudio que se está finalizando sobre el empleo asociado al impulso de las energías renovables en España permite determinar los puestos de trabajo directos e indirectos existentes en nuestro país en 2010, desagregando por cada una de las tecnologías renovables en la producción de energías contempladas por la vigente Directiva comunitaria, y por áreas de actividad relacionadas (fabricación de equipos, I+D, comercio, exportaciones, formación, finanzas, etc.). Adicionalmente, proporciona un análisis de las características del empleo generado en términos de cualificación profesional, género, edad, tipo de contrato y actividad.”




A la vista de lo anterior, es de esperar que en el documento definitivo del PER, el estudio que permitió definir los datos enviados a Bruselas en el año 2010, sea conocido por los responsables del IDAE que elaboran el PER 2011-2020 y en cualquier caso, todo indica que nuestro potencial actual y futuro será distinto al que nos indican estos señores, no puede ser de otra forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada