NUEVO

lunes, 25 de abril de 2011

PANER 2011-2020 RESUMEN DE LA POLÍTICA NACIONAL EN MATERIA DE ENERGÍA RENOVABLE

Los retos de sector energético español se resumen en:

  • Un consumo energético por unidad de producto interior bruto más elevado.
  • Elevada dependencia energética.
  • Elevadas emisiones de gases de efecto invernadero
Para dar respuesta e esos retos, la política energética se articula en torno a tres ejes:

  • El incremento de la seguridad de suministro
  • La mejora de la competitividad de nuestra economía
  • La garantía de un desarrollo sostenible económica, social y medioambientalmente.
Las estrategias desarrolladas para afrontar los retos enunciados se encuadran en:

  • Las infraestructuras energéticas
  • La promoción de las energías renovables
  • La promoción del ahorro y la eficiencia energética.
Las energías renovables tienen múltiples efectos positivos sobre el conjunto de la sociedad: entre otros:
  • La sostenibilidad de sus fuentes,
  • La reducción en las emisiones contaminantes,
  • El cambio tecnológico,
  • La posibilidad de avanzar hacia formas de energía más distribuidas,
  • La reducción de la dependencia energética y del déficit de la balanza comercial,
  • El aumento del nivel de empleo y el desarrollo rural.
El marco regulatorio para la generación eléctrica con energías renovables que, en el caso español, se vertebra a través de un mecanismo conocido como feed-in tariff, cuyo funcionamiento se basa en garantizar el cobro de una remuneración por tecnología superior al precio del mercado mayorista, dada la incidencia que representa en los costes del sistema eléctrico, se han planteado otras vías de sufragar éste gasto, entre las que se encuentra el denominado céntimo verde.

Una nueva fase se define con el PANER y próximamente con el PER 2011/2020, ya que presenta elementos distintos, tanto en la estructura como en la conducta de los agentes, con relación al PER anterior.

Las energías renovables ya no son un elemento minoritario en el sistema, sino un elemento básico del mismo, y a esta circunstancia deben adaptarse tanto las políticas de apoyo como la conducta de los agentes.

Las estrategias a desarrollar deben representar un impulso a la investigación, desarrollo e innovación de las tecnologías renovables, profundizar en la implantación de las tecnologías más maduras e incorporar a nivel experimental otras nuevas menos desarrolladas. Pero, principalmente, el éxito de la política de fomento de las energías renovables durante los próximos años, deberá medirse por la consecución de los objetivos de desarrollo establecidos, y en particular por alcanzar los mismos de manera compatible con:

La sostenibilidad técnica, económica y ambiental del sistema energético en su conjunto,

fomentando la  competencia entre las tecnologías y su competitividad con las fuentes tradicionales, objetivo que en última instancia constituye la mejor garantía para que una tecnología permanezca de manera estable e indefinida en la matriz energética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada