NUEVO

viernes, 1 de abril de 2011

CNE HACE UN ANALISIS DE LA ACTUACIÓN DE ALGUNOS AGENTES EN EL MERCADO DE PRODUCCIÓN DE ELECTRICIDAD



La falta de capacidad de movilización y sensibilización de la sociedad civil ante el coste que está suponiendo los precios regulados y los no regulados, motivado por la situación de los mercados de energía eléctrica es simplemente sorprendente.

Las constantes alertas y/o denuncias de los reguladores, CNE y CNC sobre la situación y la consiguiente pasividad de la sociedad civil, reclama un análisis de porque pasa y se permite que pase esta sin razón que está suponiendo una carga cada vez más importante para toda la sociedad, parece ser que aquel eslogan que lanzó un directivo de una de las empresas incúmbete está dando su fruto.

El eslogan era del siguiente tono:

 La energía eléctrica es tan barata que solo cuesta lo mismo que un café al día.

Bien, pues se han propuesto que cueste un desayuno o una comida y en eso están y la sociedad civil mirando para otro lado, los medios de comunicación, según mi criterio, no son capaces de trasladar la información apropiada y los políticos han demostrado que éste es un traje muy grande para ellos y los reguladores siguen presentes.

El último ejemplo: el pasado 29 de marzo, la CNE emite un informe titulado:

ANALISIS DE LA ACTUACIÓN DE ALGUNOS AGENTES EN EL MERCADO DE PRODUCCIÓN DE ELECTRICIDAD TRAS LA ENTRADA EN VIGOR DEL REAL DECRETO 134/2010

El informe es muy técnico y no merece la pena explicar la herramienta que se ha utilizado, una vez más, para que las empresas generadores mejoren sus beneficios por un procedimiento que no es considerado acorde con el espíritu de una reciente ley, y de lo que no hay ninguna duda que ha supuesto una mayor retribución para los cinco magníficos y unos mayores costes para 42 millones de ciudadanos de éste país, la cantidad en juego no lo cuantifica la CNE y se viene produciendo diariamente desde la entrada en vigor del decreto 134/2010. Hay que recordar la demanda y posterior retirada ante los tribunales internacionales del referido decreto por las empresas eléctricas.

Y cual es el desenlace de esta nueva irregularidad, pues que se queda en nada, bueno no es exacto, uno se quedan con los beneficios y los otros con las perdidas. La cuestión es que los primeros: ¡solo son cinco! ¡ Y el resto son 42 millones! Y además esos 42 millones directa o indirectamente son sus clientes, que monstruo se ha creado para que tengan ese poder y todo el mundo mire hacia otro lado, tanto ha empequeñecido la sociedad civil, los otros ya sabemos que están a su juego particular.

La última actualización tarifaria establece un procedimiento de fijación de precios que es perverso para los demandantes y perfecto para los ofertantes, ora sube la energía, ora sube la tarifa de acceso y el proceso se repita cada tres meses y con subidas parciales de dos dígitos y con el eslogan de que la energía no ha subido o si sube es porque el mercado ha subido, y todo es real, salvo los costes estipulados en el sistema eléctrico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada