NUEVO

martes, 22 de marzo de 2011

Principios Generales de los Procedimientos de Cambio de Suministrador


La OCSUM (Oficina de Cambio de Suministrador) ha elaborado un documento cuyo objetivo es: el desarrollo de recomendaciones y propuestas de mejora en la normativa sobre procedimientos de cambio de suministrador y verificación del consentimiento otorgado por el consumidor, en los sectores de gas y electricidad, así como el análisis del funcionamiento actual de los procesos de cambio de suministrador.

En julio de 2009 se aprobaron, como parte fundamental del tercer paquete de medidas legislativas para la creación de un mercado único de la energía, las siguientes Directivas Europeas:

La Directiva 2009/72/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y por la que se deroga la Directiva 2003/54/CE.

La Directiva 2009/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior del gas natural y por la que se deroga la Directiva 2003/55/CE.

Entre los objetivos principales de ambas Directivas se encuentra el refuerzo de la protección de los consumidores.

Resumen de la propuesta de principios generales que deben gobernar los procedimientos de cambio de suministrador

1. El cambio de suministrador debe ser un proceso sencillo para el consumidor.

2. El comercializador entrante actúa como interlocutor único del consumidor y es el único responsable de custodiar la documentación relativa a la conformidad del cliente.

3. El proceso de cambio de comercializador debe ser lo más rápido posible, en todas sus dimensiones.

4. El consumidor no debe soportar coste directo alguno por cambio de suministrador.

5. El distribuidor debe ser neutral con respecto al cambio, no pudiendo rechazar o retrasar ningún cambio más allá de unas causas claramente tasadas.

6. Las comunicaciones entre los agentes involucrados en el proceso de cambio deben realizarse electrónicamente, mediante un formato homogéneo.

7. Los puntos de suministro y la información anexa deben identificarse de manera unívoca.

8. Las responsabilidades de los agentes involucrados en el cambio deben identificarse claramente en la normativa.

9. El ejercicio del derecho de cambio de suministrador no debe supeditarse a actualizaciones de las condiciones técnicas de la instalación que estuvieran pendientes antes del cambio.

10. Deben existir reglas claras para medir el consumo de energía del cliente en el momento del cambio, admitiendo estimaciones para los puntos que carecen de telemedida basadas en un procedimiento transparente, público y reproducible.

11. La existencia de deudas pendientes no puede ser un impedimento para el cambio, pero es imprescindible fomentar la transparencia y la publicidad de los impagos pendientes para todos los comercializadores.

12. Los procedimientos previstos deben garantizar la continuidad del suministro en el caso de falta de contrato en vigor del consumidor con un comercializador.

Para conseguir los objetivos previstos en la declaración de principios, la OCSUM comunica en su página web, la resolución siguiente:

La Comisión Nacional de Energía (CNE) acaba de publicar su “Informe 1/2011 sobre la propuesta de Resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas (DGPEM) por la que se aprueba el procedimiento marco de contratación telefónica, electrónica y telemática para el mercado del gas natural (aprobado por el Consejo de Administración de 3 de febrero de 2011).”

Las ESE(s) podrán gestionar cambios masivos de suministro en edificios residenciales, después de negociar las mejores condiciones posibles de suministro con los diferentes comercializadores, beneficiandose de ellos el conjunto de consumidores. Las ESE(s) ayudarán a la creación de mercados competitivos sobre todo en el segmento minorista residencial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada