NUEVO

martes, 8 de febrero de 2011

PETICION DE UNA AUDITORIA DEL DEFICIT ELECTRICO AL MITYC POR ALGUNOS


El déficit de tarifa eléctrico es uno de los temas más astutos que se le han ocurrido a dos grupos de señores, para que ambos consigan sus objetivos que son contrapuestos y todo ello a costa de un tercero que es el consumidor.

Solamente necesitaban ponerse de acuerdo en un punto, quien conseguía su objetivo primero, una vez establecido quien era, esa parte, podemos decir “ganadora”, se comprometió a que la otra también conseguiría su objetivo con su apoyo total, véase titulación del déficit.

Los astutos no previeron el alcance tan importante que iba a suponer su juego y por supuesto, ni se plantearon que deberían comunicárselo a quien iba hacer frente a su acuerdo, el consumidor y este es, según mi criterio, el punto judicialmente cuestionable si hubo o no engaño y quienes participaron.

Cuando se toca este tema me gusta trascribir las declaraciones de un economista reputado, Manuel Conthe, que dice a cerca del déficit eléctrico lo siguiente:

A juicio del presidente del Consejo Asesor, Manuel Conthe, la técnica del “déficit presupuestario” constituye un artificioso engañoso que disfraza la realidad económica. Logra mantener la apariencia de una electricidad barata, sin perjudicar el volumen de ingresos facturados por las empresas eléctricas, jugando con la discrepancia entre el criterio de devengo seguido en materia de reconocimiento de ingresos por las compañías eléctricas y el criterio de caja que aplican mentalmente los consumidores de electricidad, que no toman en cuenta la parte del precio cuyo pago queda diferido mediante la técnica del reconocimiento del derecho de cobro del “déficit tarifario”. A su juicio, desde el punto de vista del Estado y de la Hacienda pública, el “déficit tarifario” es un mecanismo que, impropio de un Estado serio, oculta unas ayudas públicas –las primas a las energías renovables- que no sólo no figuran en los Presupuestos del Estado –como exigiría el principio de “presupuesto bruto” que consagra el artículo 134. 2 de la Constitución-, sino que están incluso ocultas a los consumidores de electricidad, al menos transitoriamente. Se manifiestan en un activo poseído por las entidades eléctricas que no tiene contrapartida en la correspondiente deuda de ningún agente económico. Esa burla por las autoridades políticas de los principios constitucionales básicos sobre gestión de los recursos públicos y control del gasto explica precisamente el aumento desmedido del déficit tarifario y la dificultad para reducirlo.

Por otra parte, lo que se cuestiona, no es que las cuentas estén mal o no sean conocidas, lo que se cuestiona es como se miden los costes del sistema y por lo tanto, lo que hay que reclamar es que se pague las cantidades que resultan actualmente correctas, por ejemplo los indebidos 1.400 M€ que aproximadamente se vienen pagando a REE cada año o el pago por capacidad aprobado en la última subida.



1 comentario:

  1. Gracias Javier. Exigimos una auditoría del Déficit de Tarifa
    http://jumanjisolar.com/2011/02/mailing-exigir-auditoria-deficit-tarifa-sector-electrico.html

    ResponderEliminar