NUEVO

jueves, 3 de febrero de 2011

EL EDIFICIO COMO CENTRAL DE COMPRAS DE ENERGIA




Trasladar al mercado minorista de energía la liberación de los sectores, tanto eléctrico como de gas, es una asignatura pendiente de nuestro ordenamiento actual y esto se produce por varias causas, entre las que destaca la falta de ofertas atractivas y conocidas, acompañada de la falta de claridad y/o conocimiento para entender los alcances de lo ofertado y todo ello acompañado por una falta de confianza en la seguridad de los procesos de cambios y por supuesto de la nula información de la medida de la energía consumida y por lo tanto de las nulas posibilidades de poder realizar una gestión de la demanda con precios atractivos para diferentes escalones horarios.

Una de las cualidades sobresalientes de la gestión energética de un edificio o conjunto de ellos, es la posibilidad que se abre con la existencia de un filtro capacitado para negociar suministros, con ventajas económicas y de otros tipos, para cada una de las unidades que componen el edificio, al igual que presentar más atractiva la demanda total o en un porcentaje alto de ella para los diferentes comercializadores de energía, así como la posibilidad de conseguir más fácilmente otras ventajas, como puede ser la instalación de los contadores inteligentes que posibilitaran, en un futuro cercano, unos suministros más diferenciados y atractivos económicamente.

Por otra parte, sería una vía de introducción de las medidas de ahorro y eficiencia energética que compensarían los fuertes incrementos de precios que necesariamente se han de producir, máxime cuando a partir de enero de 2013 deje de existir, para un amplio número de usuarios, la tarifa de último recurso, sin olvidar la posibilidad de que se introduzcan los certificados blancos.

Algunos datos ilustraran mejor la situación actual del mercado minorista, en el caso del sector eléctrico y avalan la posibilidad de utilización de los edificios como central de compra, la fuente de los datos siguientes es de la CNE:

  • De los 27,3 millones de suministros casi 26,5 millones (97%) con un consumo agregado del 36% de la energía, corresponden al segmento doméstico, 0,8 millones (3%) con un consumo del 22% al segmento PYMES y 20.155 suministros (0,1%) con un consumo del 42% al segmento industrial.
  • A finales del segundo trimestre de 2010, la mayoría de los consumidores del segmento doméstico (85%) continúan siendo suministrados a través de un CUR. En este segmento, solo el 15% en términos de número de puntos de suministro y el 23% en términos de energía, son suministrados a través de comercializador libre.
  • En general, los comercializadores libres de los grupos empresariales verticalmente integrados aumentan, en términos absolutos, su cartera de clientes suministrados a través de comercializador libre.
  • De los 1,8 millones de nuevos suministros a través de comercializador libre registrados en junio de 2010 con respecto a hace un año (1,6 millones son cambios de CUR a comercializador libre), más de 1 millón son suministrados por la comercializadora de Iberdrola.
  • La cuota de energía sobre el total de la energía en comercializador libre de los comercializadores no pertenecientes a ningún grupo empresarial verticalmente integrado se ha reducido pasando de un 16% en junio de 2009 a un 14% en junio de 2010
  • Puntos de suministro sin derecho a TUR: Cabe destacar que a septiembre de 2010, existen 172.360 puntos de suministro sin derecho a TUR que aún son suministrados por un CUR a precio disuasorio.
  • Grado de concentración. Se sigue observando una elevada concentración en la cuota de energía suministrada a través de comercializador libre de las comercializadoras vinculadas a las cinco empresas energéticas tradicionales. Estas comercializadoras ostentan, a finales de junio de 2010, una cuota de energía de más del 85% del total del mercado a través de comercializador libre y aproximadamente un 98% del mercado en comercializador libre del segmento doméstico.
Todos los puntos anteriores remarcan las ventajas que representaría para los consumidores actuales integrarse energéticamente en un grupo al cual ya pertenecen y a su vez asesorado para un consumo cualitativa y cuantitativamente más beneficioso.

Por último y siguiendo las directivas de la Unión Europea, con actuaciones como las indicadas, migraremos hacia el consumidor/productor y gestor energético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario