NUEVO

miércoles, 19 de enero de 2011

UN OBJETIVO ECONOMICO ALENTADOR PARA EL DESARROLLO DE LAS ENERGIAS RENOVABLES


A pesar de los últimos acontecimientos negativos para el sector de las energías renovables que se han producido en las últimas semanas, dos documentos emitidos por dos organismos relevantes coinciden en un objetivo que de consolidarse marcará un nuevo rumbo para este sector.

Como es conocido, la integración de las energías renovables en el sector eléctrico, desde el punto de vista económico, está siendo de tal magnitud que lo hace insostenible con las necesidades fijadas para dar cumplimiento a los objetivos 20/20/20 de la Unión Europea.

Los dos órganos mencionados, que son: el Parlamento y la CNE, han emitido dos documentos que coinciden en el objetivo de repartir los costes de integración de las energías renovables no solo en los consumidores eléctricos, los documentos referidos son:

INFORME DE LA SUBCOMISIÓN DE ANÁLISIS DE LA ESTRATEGIA ENERGÉTICA ESPAÑOLA PARA LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS

Voto particular concurrente que emite la Presidenta Dª María Teresa Costa, en relación al Informe de la CNE sobre la Propuesta de Orden Ministerial por la que se revisan las tarifas de acceso eléctricas a partir del 1 de enero de 2011

El primero, fruto de un pacto entre diferentes partidos y más de un año de trabajos, indica:

Los objetivos europeos de participación de las energías renovables son horizontales a todos los sistemas energéticos. Sin embargo, hasta ahora las energías renovables han tenido un desarrollo muy superior en el sistema eléctrico. Se debería analizar la posibilidad y conveniencia de que sus costes fuesen soportados por el conjunto de los consumidores del sistema energético español, dado que los objetivos y el fomento de estas tecnologías favorecen al conjunto de la sociedad en múltiples ámbitos y no sólo a los consumidores eléctricos que son los que asumen todo su coste actualmente, habiendo sido dichos objetivos fijados, en términos globales, como consumo final de energía.

El segundo, emitido por la Presidenta del supervisor de toda la regulación energética, indica:

Es necesario empezar a plantearse la posibilidad de que esta retribución de las energías renovables no solo sea financiada por los consumidores eléctricos.

Independientemente de cómo se materializase el reparto de costes entre diferentes agentes, el hecho actual es que el sector eléctrico soportará durante el año 2011 un importe de 6.759 millones de euros en concepto de primas al régimen especial, un 38,6% de los costes totales de las actividades reguladas y por lo tanto el margen de maniobra que supondría la reducción de esa cantidad para el sector es muy alto.

Es evidente que si los que legislan y los que regulan están de acuerdo en la necesidad de una nueva metodología de reparto de los costes de implantación de las energías renovables, las probabilidades de que se materialice dicho objetivo son muy altas, eso si, siguiendo los ritmos lentos de la administración y el calendario de las tarifas eléctricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario