NUEVO

miércoles, 1 de diciembre de 2010

“SIN DILACION DEBE PONERSE FIN AL SISTEMA DE FIJACION DE PRECIOS DE ESE SISTEMA” (ELECTRICO)

Fueron las palabras pronunciadas ayer por el Presidente de la CNC (Comisión Nacional de la Competencia) Sr. Don Luis Berenguer, ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de Diputados, en su comparecencia, añadiendo para el sistema el calificativo de: "injusto y genera precios exagerados".

La contundencia mostrada por el presidente de la CNC, resalta ante las tímidas propuestas que se han venido haciendo para reformar el denominado “pool” y que han ido desde la retirada del mismo de las tecnologías nuclear e hidráulica, como las denuncias de los movimientos de precios anteriores a las subastas CESUR que conforman las tarifas TUR y originaron elevaciones de precios no justificados, sin olvidar las propuestas que se formularon en el Libro Blanco de la Generación Eléctrica del año 2.005.

Después de esta denuncia pública y máxime cuando ha sido realizada por el responsable de la competencia, cabe pensar la intervención inmediata de los responsables de tal situación.

Las reacciones no se han hecho esperar, hoy mismo aparece en los medios la información la noticia del envío por parte de las compañías eléctricas a OMEL, de un documento en el que se indica, que para el sector, el “pool” ya no funciona, motivado por el crecimiento de las energías del régimen especial. Proponen la necesidad de un nuevo modelo y para ello se fijan en el actualmente en vigor en Alemania. La propuesta de las compañías se basa en un mercado de capacidades con diferentes mercados: diario, a plazos y servicios complementarios.

Conviene recordar que actualmente se encuentra en la misma comisión en la que intervino el Sr. Berenguer, el documento elaborado por la subcomisión de energía y que está sirviendo para las negociaciones del pacto energético, nada ha transcendido de la posición de los negociadores ante la nueva situación que se produce por la denuncia planteada públicamente.
Se refuerza la necesidad de un pacto energético que aborde un nuevo modelo para el sector eléctrico que permita que se desarrollen todos los aspectos que actualmente tiene planteados y que no permiten más parches.

Es de esperar que tanto la CNE (Comisión Nacional de la Energía) como la propia OMEL, reaccionaran ante estas declaraciones dado que queda totalmente cuestionado su quehacer actual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada