NUEVO

martes, 7 de diciembre de 2010

EL CICLO DE VIDA DE LOS PROYECTOS DE EFICIENCIA ENERGETICA (PEE)

Al aplicar la gestión de proyectos a los de PEE hay que considerar algunas particularidades que son relevantes a la hora de su desarrollo, dentro de éstas se encuentran: el ahorro de energía a conseguir y la duración del proyecto.

A los tres objetivos que constituyen el sistema de cualquier proyecto: coste, plazo y calidad, considerado un alcance definido, en los PEE por sus características particulares y sin salirse de la ortodoxia para la gestión de cualquier tipo de proyecto, es necesario una redefinición de algunos conceptos, así como un establecimiento exacto y totalmente transparente de cómo se va a lograr el alcance del mismo.

La particularidad de los PEE es que se definen e implantan sobre la base de los ahorros que se pueden conseguir en unas instalaciones en funcionamiento, al introducir nuevas tecnologías que conseguirán una reducción en la demanda energética.
 La necesaria inversión tendrá que ser amortizada mediante los ahorros conseguidos que a su vez definirán la duración del proyecto y ésta, la duración, estará compuesta en su mayor parte por la explotación de las nuevas instalaciones hasta la finalización del plazo establecido, durante el cual se podrá realizar la gestión energética total que demande ese cliente, así como la explotación, mantenimiento y suministro energético de las instalaciones modificadas.
Se pueden considerar también dentro de los PEE, aquellas instalaciones nuevas que por sus características consigan unos rendimientos energéticos superiores a los de las instalaciones convencionales ó un acortamiento de los tiempos marcados en las directivas europeas para conseguir una mayor eficiencia en determinados usos.

Las fases que definen el ciclo de vida de estos proyectos tiene una primera característica: la fase de explotación de las instalaciones que finalizará con la entrega de las mismas al cliente, tiene una duración muy extensa y mucho mayor que cualquiera de las precedentes y durante esa fase se consiguen los ahorros previstos. Otra de las características la constituye la variable ahorro, una vez que se ha evaluado que dimensión pudiera tener, su conocimiento define: la inversión necesaria para conseguirla; la duración del proyecto para la recuperación de la inversión a través de los ahorros conseguidos; así como la financiación necesaria.
Las fases del ciclo de vida del proyecto las podemos establecer sobre las bases de los entregables a la propiedad que deberán coincidir con la finalización de cada una de ellas.

El acuerdo entre las partes del inicio del proyecto y por lo tanto el establecimiento de un itinerario cierto y conocido para ambas partes y acordado como y cuando las partes deciden la continuidad de determinadas fases y como se establecen las decisiones de no continuidad será determinante para estos proyectos.

Podemos establecer, por lo dicho anteriormente, un sistema formado por: el ahorro; el plazo y el ciclo de vida que conforman un PEE y tantos subproyectos como sean necesarios para la mejor gestión y definición del sistema general, así una vez acordado el inicio del proyecto mediante un acuerdo contractual, podemos considerar los siguientes subsistemas: subproyecto de financiación; subproyecto de diseño; subproyecto de operación; subproyecto de monitorización y control; subproyecto de mantenimiento y subproyecto de gestión energética y cada uno de ellos con un sistema de gestión propio definido por el coste, el plazo y la calidad y un alcance concretado para cada uno de ellos.

La administración en los CCPP, contratos de colaboración público privado, puede establecer para los PEE cual será el ciclo de vida para los diferentes tipos de edificios y hacer que los resultados de cada una de las fases fueran transparentes y por lo tanto accesibles para todos los agentes interesados en desarrollar sus actividades en este campo, lo que facilitaría un mejor conocimiento de la cadena de valor de los PEE y por lo tanto facilitaría las decisiones de especialización en el ámbito empresarial. La necesaria normativa que es necesario desarrollar para reglar estas nuevas actividades de amplio recorrido público y privado, resultará más pausible con un ciclo de vida definido, así como con el establecimiento de los diferentes subsistemas que lo pueden componer, si la misión de la administración para los PEE es de impulsora de esta actividad, su mejor contribución será ayudar a establecer un desarrollo ordenado que propicie la máxima participación del entramado empresarial existente y sobre todo de las pymes locales y profesionales independientes.

El establecimiento del ciclo de vida del PEE y una cabeza responsable del mismo, permite toda una serie de combinaciones para un ajuste perfecto con las características e intereses de cada cliente y de cada proyecto.

1 comentario:

  1. El ciclo de la vida de un proyecto de eficiencia
    energética es largo, existen maneras que ayudan
    a los consumidores a disminuir el ahorro de su
    factura de luz y gas a travñes de el comparador
    de luz y gas de eligetuenergia.com

    ResponderEliminar