NUEVO

lunes, 22 de noviembre de 2010

LA SUBCOMISION: UN NUEVO MODELO DE ENERGIA

La semana pasada dio a luz el documento, elaborado por la subcomisión de energía, después de más de un año de trabajo y de escuchar la comparecencia de la mayor parte de los agentes del sector y representantes sociales.
Lo primero que hay que decir es que solo se ha conocido, a nivel público, el punto siete del acuerdo, titulado: consideraciones finales y conclusiones. Los trabajos se han realizado a puerta cerrada y por lo tanto se puede pensar que el resto de los puntos no conocidos no transcenderán, hoy por hoy.
Se espera conseguir un acuerdo con el sector, después del pacto político, nada se explicita de que medios se articularan para alcanzarlo, posiblemente los acuerdos con las diferentes asociaciones empresariales será el camino.
Por lo tanto: el entorno en el que se va a desarrollar la actividad energética se ha establecido, independientemente que guste a unos más que a otros, no es el caso, lo importante es conocer cuales son los principios que se establecen, las reglas que se van a establecer y cuales son: las previsiones, las prescripciones, las prospecciones y, por último, las estructuras óptimas.

En el apartado 7.1. Consideraciones finales, se hace una declaración de principios:

El documento debe de sentar las bases de un nuevo modelo de energía que busca la integración con Europa, como medio para lograr un mercado europeo de la energía

Y por lo tanto se asumen todas las estrategias enunciadas desde la unión europea, así como las directivas para implantarlas, en esta clave hay que leer e interpretar el documento, ya que las actuaciones concretas que den respuesta a los desequilibrios actuales de nuestro sistema energético no se contemplan y lo más que se hace es indicar  su existencia para, en algunos casos, instar al gobierno a su solución.

Siendo coherente con el enunciado anterior, el alcance temporal es el del año 2.020, punto de referencia para la estrategia de la UE 20-20-20 que es el marco de referencia y sobre esa fecha se establecen los balances energéticos que sirven como referencias para el sector y por lo tanto el objetivo de enmarcar el documentoen el año 2.035 ha quedado postergado.
Algunas de las actuaciones concretas que se enuncian que deben ser acometidas en el corto plazo son las siguientes:
  • Propuesta legislativa sobre el ahorro la eficiencia energética y las energías renovables
  • Informe de los Planes de Acción 2008/2012 y 2012/2020 de ahorro y eficiencia energética.
  • Reparto del coste de la implantación de las energías renovables: analizar la posibilidad de su reparto entre todos los consumidores energéticos.
  • Remitir por parte del Gobierno un estudio de prospectiva, en el plazo de seis meses, al Congreso de Diputados.
Se hace un repaso a la situación de cada uno de los sectores, haciendo especial hincapié en el papel que desempeñan las centrales térmicas, en su función de respaldo a las energías renovables, indicando la necesidad de que sean las propias ER las que internalicen el coste de mantener la generación térmica de respaldo.
En el sector del consumo; se hace mención expresa al vehículo eléctrico, en el sector edificación; se hace mención expresa a la necesidad de acelerar la transposición al ordenamiento jurídico español de la Directiva Europea de Eficiencia Energética en Edificios y en este apartado se menciona la necesaria colaboración con las comunidades autónomas.
Se ha definido un Cuadro resumen de las principales magnitudes, dentro del apartado de prospectiva a 2020, en escenario de Banda de Eficiencia, que no difiere prácticamente a los ya presentados en: ley de economía sostenible y pactos de Zurbano y si es novedoso el Resumen de los vectores de evolución de la Prospectiva a 2020 en el escenario de Banda de Eficiencia, en relación con él, destacan los siguientes puntos:

  • El tamaño del sector energético (medido por el consumo de energía final) es prácticamente el mismo que en 2009, ya que el crecimiento económico es compensando por los avances en ahorro y eficiencia energética.
  • La economía española será en 2020 aproximadamente un 20% más eficiente que la actual y un 35% más eficiente respecto a los niveles de 2005, superando ampliamente los objetivos indicativos establecidos por la Unión Europea. España alcanza la convergencia en intensidad energética con los países de la UE-27 en el año 2020.
  • De esta manera, mientras la potencia instalada renovable de régimen ordinario permanece constante en los 14.000 MW, la potencia instalada de régimen especial se duplica, incrementándose desde los actuales 25.000 MW a 50.000 MW en 2020.
  • España cumple los objetivos medioambientales en el escenario energético propuesto. Las emisiones agregadas se reducen un 23% en 2020 respecto a los niveles de 2005 (8% más que el objetivo vigente del 15%), incluyendo una reducción del 27%de los sectores sujetos a Directiva y del 20% de los sectores difusos. Particularmente relevante es el esfuerzo realizado por el sector eléctrico, cuyas emisiones equivalentes pasan de 407 toneladas de CO2 por GWh producido en 2005, a 223 toneladas en 2020, una reducción del 45%.

El documento ha pasado a la Comisión de Industria y Energía del Congreso y desde ahí seguirá su trámite parlamentario, por lo que cabe pensar que sufrirá cambios y también fruto de los acuerdos con los diferentes sectores.

RESUMEN
  1. Se ha hecho una declaración de principios:  converger estratégicamente con la UE para con ello conseguir, en el menor plazo de tiempo posible, un mercado europeo de la energía.
  2. No se explicita la necesidad de acometer cambios estructurales y en relación con el sector eléctrico se indica la excelencia de nuestro modelo y así se dice:
    1. “Debe profundizarse en el desarrollo de la competencia y la liberalización en el sector eléctrico. Para ello es necesario perfeccionar el actual mercado mayorista de electricidad, que ha alcanzado un nivel de competencia de los más elevados de Europa”
    2.  El modelo integrado de TSO (Transportista y Operador del Sistema), del que España fue pionera en el ámbito eléctrico se está configurando como modelo de gestión preferente en la UE.
  3. Todos los aspectos que no han sido comentados, como pueden ser: la generación distribuida, las redes inteligentes, los organismos reguladores y otros,se entienden que entran dentro de la política energética de la UE y nada se concreta, en relación con lo ya conocido, salvo indicar su existencia e importancia en el desarrollo futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada