NUEVO

lunes, 15 de noviembre de 2010

¿COMO REORDENAR EL SISTEMA ELECTRICO ESPAÑOL? (III)

Apreciado Andrés, permíteme que siga con otro comentario a tus reflexiones y use el titulo del encabezado, lo uso en mi blog, una de esas reflexiones es cuando dices:

“ningún actor dentro del entramado energético, ninguna de las partes de este gran traje, quiere salir perdiendo, y esto es del todo comprensible. Como te decía, cada subsector reclamará lo que por guión está establecido que reclame. Pero, por mucho que pataleen, la clave está en que habrá unos sectores que tendrán que perder"

Tengo contabilizadas dos ideas del ministro Sebastian acerca de la situación energética: “un traje demasiado grande” y la otra: “demasiado deprisa”; en otros términos: nuestro actual índice de cobertura eléctrico que ya debe superar el 1,4 y por la otra parte que el ritmo de la potencia instalada en energías renovables e eficientes es superior a nuestras posibilidades técnicas y financieras, ambas ideas fueron expuestas desde la óptica negativa.

Un enfoque es, que tenemos un sistema eléctrico sobredimensionado, en los términos que consideran los agentes incumbentes y la administración y otro enfoque es que nos hemos adelantado al resto de los países en la introducción de las energías renovables e eficientes y por lo tanto, si equilibramos el sistema, haciendo una estrategia adecuada, hasta nos puede salir bien a todos los agentes involucrados y no porque estuviese previsto.

La tarta ha crecido considerablemente desde el lado de la oferta, en el subsector eléctrico, lo que también pasa es que la tarta ha empequeñecido desde el lado de la demanda y por la tanto es lógico el actual caos, ya que estamos en una situación totalmente divergente y no tenemos tarta es mas bien un suflé.

La lógica medio ambiental y energética dicen que la descarbonización del sistema es el camino a recorrer y por lo tanto el 22,7% es mejor que el 20% y en la actual situación las políticas para el uso final de energía electrificada es lo fundamental a definir y por lo tanto, los perdedores que nos hacen a todos ganadores, son las fuentes o el uso de las energías finales del carbón y como éstos tienen todo el mercado que quieran en las economías emergentes, no parecen que vayan a perder mucho a nivel global, si aquí, véase el gas.

Al igual que el coche eléctrico va en la dirección indicada, hay otras medidas que se podrían tomar para reordenar el sistema en la misma dirección, que no están precisamente en el MIX de energía primaria, ni en el Mix de generación eléctrica, están, según mi criterio, en el MIX del uso final y ahí está la gran batalla que algunos están dando para seguir perpetuando el estatus actual y que la administración actual no contrarresta, hace agua por todas partes, el próximo 18 de este mes, se verá, en el ya famoso, por esperado, informe de la subcomisión.

¿No es una contradicción el uso de gas y electricidad en los edificios residenciales, en la situación actual? ¿No han sido unas inversiones en infraestructuras cuestionables?

Espero tus matizaciones y comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada