NUEVO

viernes, 12 de noviembre de 2010

¿COMO REORDENAR EL SISTEMA ELECTRICO ESPAÑOL? (II)

Muchas gracias Javier por tu rápida y completa respuesta. No puedo estar más de acuerdo contigo en el esquema que propones: un sistema eléctrico español bien integrado en un mercado eléctrico europeo y gestionado a nivel local (hablamos de autonomías, pero incluso los grandes municipios podrían tener un rol más eficaz), con el trasfondo de una generación eléctrica bien distribuida, compuesta por redes inteligentes y consumidores/productores. Sin duda es el sistema soñado, por todos los beneficios que implicaría: mayor independencia energética nacional, mayor ahorro y eficiencia en el consumo, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y un mejor reparto de los beneficios derivados de la propia generación de electricidad. Coincido, por tanto, en que es el objetivo a marcarse y en esa senda deben comenzar a adoptarse todas las iniciativas, que no parches, empezando por la iniciativa de instalación de los contadores bidireccionales, que esperemos despegue de una vez. Sin embargo, mucho me temo que semejante reconfiguración de la red eléctrica, manteniendo como tú dices una perspectiva sistémica, además de ser progresiva y a largo plazo, será conflictiva. Conflictiva por lo que queda constatado en tu anterior post: ningún actor dentro del entramado energético, ninguna de las partes de este gran traje, quiere salir perdiendo, y esto es del todo comprensible. Como te decía, cada subsector reclamará lo que por guión está establecido que reclame. Pero, por mucho que pataleen, la clave está en que habrá unos sectores que tendrán que "perder", y yo espero que sean las grandes eléctricas y las plantas de carbón. Y lo de perder lo pongo entre comillas, porque no se trata de desmantelar toda una industria, no tienen por qué quedar como esas gasolineras abandonadas que a veces nos cruzamos por la carretera, pegadas a pueblos fantasmas. No. Se trata de ir dando prioridad a lo que hoy representa el futuro, que son las energías renovables y la eficiencia energética, e ir reubicando a las fuentes de energía del pasado en el rol que les corresponde, que es marginal. Miguel Sebastián defendía hace poco en el Congreso que detrás de las renovables tienen que existir centrales eléctricas de apoyo: quizá sea ese el papel que tienen que tener centrales como las de ciclo combinado de gas y las de carbón con captura de CO2. ¿Qué hacer con todos los trabajadores y empresarios ubicados en el bando de los "perdedores"? Supongo que un reordenamiento progresivo como el que apunto más arriba irá reubicando a todo este espectro social en nuevos sectores económicos o incluso energéticos (ya he leído en algún lugar la propuesta de formar a los hijos de los mineros en técnicas para la gestión de energías renovables). En todo caso, no será una reconfiguración social y económica mucho más grande que las vividas en épocas pasadas, al fin y al cabo el mundo está en constante transformación. La conclusión que saco de todo esto es entonces que el nuevo guión no tiene y no podrá aunar los distintos guiones propuestos, y a algunos les tocará festejar y a otros clamar al cielo. Sólo espero que el montaje final sea del agrado del público y que la energía distribuida sea la protagonista indiscutible. Muchas gracias de nuevo Javier. Un saludo.


Posted by Andrés Celave

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada