NUEVO

jueves, 14 de octubre de 2010

SACAR DEL “POOL ELECTRICO” LAS ENERGÍAS NUCLEAR E HIDRAULICA

Ha aparecido, en los medios, la posibilidad de que se estuviese negociando, excluir del mercado diario del “pool eléctrico” la energía nuclear e hidráulica, propuesta que ya fue recientemente debatida en el Congreso y hecha por un grupo verde, siendo rechazada, no por su contenido, más bien por la no oportunidad del mismo, ya que se argumentaba que algunos de los puntos estaba siendo tratado en la subcomisión de energía.

Ha habido un duro artículo, en contra de esta posibilidad, titulado: La enmienda verde del otro pacto energético con la bancada roja, puede verse en: http://www.abc.es/20101013/economia/navas-201010131151.html

En el Libro Blanco de la Generación eléctrica (junio 2005) ya se contemplaba esta posibilidad y se proponía que al menos, la energía nuclear fijase su precio por el procedimiento denominado “contratos por diferencias”
En aquel entonces, lejos se estaba de suponer el desarrollo que ha tenido el sector eléctrico y la incidencia que las tecnologías nuclear e hidráulica están teniendo a la hora de la formación de precios en el pool eléctrico, dado el peso que ha adquirido la generación especial y por otra parte el incremento del déficit que hace insostenible la actual situación.
La base técnica que defiende el Libro Blanco para la exclusión de esas tecnologías es la siguiente:

“En el mercado eléctrico español, como también ocurre en otros países, las centrales nucleares operan permanentemente “en base”, a plena carga mientras están disponibles, sin afectarles el precio marginal del mercado, siempre más elevado que sus costes variables de producción. Su funcionamiento, cuando están disponibles, no afecta para nada al comportamiento del mercado. Si que es importante que estén presentes produciendo en las épocas del año en las que los márgenes de cobertura de la demanda se estrechan. Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, este Libro Blanco propone que se considere la posibilidad de establecer un régimen económico especial para las centrales nucleares, tal como se ha hecho en otros países que también han liberalizado el sector eléctrico, en el que se reduzca el fuerte incentivo económico, especialmente intenso para las centrales nucleares, de producir a plena carga el mayor del tiempo posible”

No hay comentarios:

Publicar un comentario