NUEVO

miércoles, 27 de octubre de 2010

REE Y EL CONTROL DE 4.000 MW FOTOVOLTAICOS

El TSO español, através de su presidente, ha venido demandando la necesidad de controlar la producción mediante tecnología fotovoltaica, debido, según su criterio, a que dificultan la labor del gestor de la red a la hora de encajar oferta y demanda y dice textualmente: “Hay una parte de la realidad, equivalente a varias centrales nucleares que no se ve y supone mayor riesgo para el sistema”
Según la prensa, el MITYC va a publicar un procedimiento para que REE pueda alcanzar su reiterada pretensión
Sin cuestionar, por supuesto, que el sistema eléctrico es único y el operador del sistema tiene la máxima jerarquía del mismo, no es menos cierto también que existe un escalonamiento en la estructura del sistema y por lo tanto una demanda de la energía escalonada y que ha existido anteriormente a los 4.000 MW de potencia instalada correspondiente a la fotovoltaica, los más de 6.000 MW correspondientes a la cogeneración y en este caso ni antes ni ahora se ha reclamado nada por parte de REE.
Técnicamente es totalmente cuestionable la posición del operador cuando compara la potencia instalada en fotovoltaica con la potencia de varias nucleares, pero por otra parte, sin quererlo ni saberlo, esta dando con la verdadera cuestión de fondo; que no es otra que la necesidad de convivir la generación centralizada con la generación distribuida y que para que esto sea posible pasa por la necesidad de implementar la red de distribución inteligente que será la encargada de gestionar y permitir el incremento de potencia instalada distribuida, fundamentalmente energías renovables y en definitiva el paso a un nuevo paradigma del sector, en el cual el consumidor se convierte también en productor y en ese avance va a ser muy difícil que el operador pudiera mantener la posición actual, porque simplemente no es viable técnicamente.
La posición de REE debería ser, en tanto en cuanto es también transportista de la energía centralizada, al menos neutra, porque si no, algunos pensamos que toma partido por una manera de producir la energía, la centralizada y esa precisamente no es el objetivo que se ha marcado la UE y pensemos que también España.
El liderazgo de los DSO junto con una redes ligada a su territorio, es decir a las comunidades autónomas y evolucionado hacia una red de distribución inteligente es alcanzable y desde nuestra posición, una evolución lógica, en el que  la administración regional debería participar en el operador de la  red de distribución y quizás ese cambio de estructura no le guste a REE pero es lo que hay por Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada