NUEVO

viernes, 24 de septiembre de 2010

TODOS EN PIE DE GUERRA

La situación a la que hemos llegado en el sector eléctrico es difícil de ponerle un calificativo que la defina. Repasemos la posición de algunos de los diferentes agentes del sistema:
Consumidores
En pie de guerra por la próxima subida de las tarifas eléctricas y por pagar una de las tarifas más altas de la UE.
Compañías eléctricas
En pie de guerra con el MITYC, quieren presentar ante los tribunales una denuncia por prevaricación, motivada por el incremento del déficit tarifario que dicen que las perjudican.
El Regulador
Denunciando continuamente debilidades del sistema eléctrico y la propia regulación del mismo y sin armas para poder enderezar la situación. Lo último conocido es el posible fraude motivado por la repotenciación de las plantas de energías renovables.
Congreso de los Diputados
Incapaz, al día de hoy, de elaborar un documento de consenso en la subcomisión de energía que sirviese de base para un posible pacto energético.
Asociaciones de Energías Renovables
Todas, en mayor o menor medida, enfrentas con la administración, por el impacto de las subvenciones y la falta de un marco estable.
Industria y Servicios
Su impacto negativo en el mercado interior se compensa en alguna de las tecnologías por su implantación en mercados exteriores-
Servicios Energéticos
Al día de hoy sin definirse su marco de actuación, en principio la Ley de Economía Sostenible era la encargada de dar soporte a este tipo de compañías.
Pacto Energético
Era la gran esperanza, posibilitaba acometer un cambio estructural que sirviese de tractor de la economía, hoy en algunos medios se anuncia su ruptura.
MITYC
Puede suponerse en estado de guerra por la situación generada por el almacén nuclear y también, lógicamente, por la situación de todos los agentes del sector.
Profesionales
Se hace imposible seguir los acontecimientos del día a día y las indefiniciones y retrasos en los marcos regulatorios y procedimientos administrativos
Comunidades Autónomas
En la situación que atraviesa el sector, es imposible la coordinación de los planes nacionales con los regionales y no digamos ya, con los de la Unión Europea. Las regiones tendrán que ser un eje principal en el nuevo paradigma del sector eléctrico.

Por lo tanto, se busca urgentemente a quien pueda frenar y reconducir al sector eléctrico, cuya situación se le puede poner el calificativo de: embrollo monumental.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada