NUEVO

miércoles, 29 de septiembre de 2010

PLAN ENERGETICO ALEMAN Y EL ESPERADO PLAN ESPAÑOL

Aquí, en este país en huelga general, nos encontramos con que los señores alemanes aprueban su plan energético con una proyección de 40 años, los titulares de la prensa española resaltan el posicionamiento nuclear del plan, pero basándonos en la nota de prensa de la eléctrica E-On/España, podemos resaltar algunos otros puntos que podrían ser tenidos en cuenta, en el caso de que existiera un debate nacional que hiciese transparente las claves de nuestra situación actual y futura.

La eléctrica alemana ve así el Plan:

El éxito depende de un acuerdo mundial sobre la protección del medio ambiente, un mercado energético europeo con una política energética congruente y la expansión de las redes eléctricas

El plan energético traza una transición paso a paso desde el abastecimiento energético de hoy en día, derivado principalmente de fuentes fósiles, a un futuro con bajas emisiones de dióxido de carbono, basado principalmente en fuentes renovables. Es un plan extremadamente ambicioso y el gobierno alemán señala, acertadamente, que sólo se puede lograr con un marco europeo y mundial estable.

Los políticos tendrán que explicar claramente por qué es necesario que la infraestructura energética de Alemania, especialmente las redes de electricidad y gas, se modernice, se transforme y se expanda significativamente.

El plan energético tiene el potencial de hacer de Alemania una pionera europea, incluso mundial, en cuanto a eficiencia energética y protección del clima.

Resalta que la prevista transformación fundamental del abastecimiento energético europeo sólo se puede implantar con éxito a un coste razonable si explotamos las fortalezas de cada región y no perseguimos intereses nacionales.

Además, las proyecciones futuras en las que se basa el plan infravaloran considerablemente el papel del gas natural. Apenas hay ninguna fuente energética tan bien posicionada para mantener un equilibrio entre fiabilidad, economía y protección medioambiental y del medio ambiente como el gas natural.

A juicio de E.ON, el plan energético reconoce debidamente la creciente importancia de la energía eléctrica para la modernización. La movilidad eléctrica, las bombas de calor geotérmicas y el mayor uso de la electricidad para un control más eficiente de los procesos de producción industrial harán una aportación clave a la protección del medio ambiente.

El Estado recaudará más de la mitad del beneficio adicional derivado de vidas útiles más largas-

Ha llegado el momento de llevar a cabo un debate público abierto y de amplia base sobre el plan energético- Sin embargo, no deberíamos centrar nuestra atención en la prolongación de la vida de las centrales nucleares como una solución transitoria. Por el contrario, necesitamos un debate extenso que estudie cómo podemos adoptar el plan energético completo, con bajas emisiones












No hay comentarios:

Publicar un comentario