NUEVO

martes, 27 de julio de 2010

LOS COMPONENTES DE LA TARIFA ELECTRICA (TUR) HAN CAMBIADO EN JULIO Y EL RESULTADO NO ES NEUTRO PARA EL CONSUMIDOR

Es inexacta la afirmación de que no se ha producido un cambio económico en las tarifas del 3º trimestre del presente año. Me referiré a las TUR que son las únicas tarifas totales reguladas.
Como es sabido, el término de energía se compone de dos sumandos: la tarifa de acceso y el coste de la energía; el primero ha disminuido en un 4,3% y el segundo ha aumentado en un 4,16%, como consecuencia de la subasta CESUR, lo que ha concluido en que la tarifa total sea la misma a la del primer semestre.
Los sumandos han cambiado y el resultado final para el consumidor también, para entenderlo, hay que recordar, que el sumando correspondiente a la tarifa de acceso, no es fijo, se regulariza en función de los ingresos/consumos y los costes reales, es el causante del famoso déficit de tarifas y por lo tanto, al disminuir los ingresos que sufragan los costes, aumenta el déficit y por lo tanto también la deuda de los consumidores con el sistema
Así que esta nueva composición de la tarifa, eleva el déficit y por lo tanto el resultado es, que con la actual estructura tarifaria, se ha vuelto a INCREMENTAR EL COSTE DE LA ENERGIA ELECTRICA, se ha concedido un aplazamiento del pago y hemos vuelto a aumentar el monto de la deuda eléctrica y por lo tanto, es más exacto decir que: el coste ha subido para el consumidor con tarifa de último recurso, por una parte debido al incremento del coste de la energía y por otra parte debido a la bajada de la tarifa de acceso aplicada, más la no subida del 10% fijada como necesaria y no aplicada. Simplemente lo que se ha conseguido es aplazar parte del pago de la subida, para poder proclamar que las tarifas no se han movido.
El efecto de estas nuevas tarifas para las comercializadoras de último recurso, es que verán incrementado sus ingresos en relación con la energía suministrada, en un 4,13% y por otra parte verán también incrementado su déficit, pero el resultado final será que han aumentado sus ingresos a costa de sus clientes con tarifas reguladas, en al menos un 7%.
Las tarifas de julio habrían tenido que subir un 7%, en el caso de las TUR, este valor se justifica porque es el resultado de aplicar la tarifa de acceso propuesta a la CNE, un incremento del 10%, que es lo necesario para que los costes previstos y el déficit estén equilibrados con los ingresos previstos, y, añadiendo a lo anterior, el resultado de la subasta CESUR.
Llama la atención que el coste de la energía, fijado por la subasta CESUR, se de por bueno, cuando es el mayor causante de la nueva subida y es cuestionado reiteradamente por el regulador, como no totalmente fiable, la salida de tanto embrollo, no resultará fácil y máxime cuando el regulador guarda silencio y las compañías eléctricas, por otra parte, denuncian ante los tribunales, no se qué, realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada